Para el macrismo, la crisis energética se resuelve con $80 de suba en la tarifa mensual

Federico Sturzenegger, diputado nacional por el PRO, estimó en diálogo con InfobaeTV que con ese ajuste promedio las empresas recibirían los $5.000 millones que reclaman para invertir y mantener la red eléctrica

 Martín Rosenzveig 162
Martín Rosenzveig 162

El ex presidente del Banco Ciudad y experto en temas energéticos –fue economista jefe de YPF–, enfatizó que la masa de subsidios al sector energético está destinada a mantener tarifas bajas a los consumidores del Área Metropolitana de Buenos Aires, y no a "las empresas, las cuales hoy tienen un flujo de caja negativo".

Por eso, en diálogo con Pablo Wende en InfobaeTV, Sturzenegger consideró que "es fácil comenzar a resolver la crisis de distribución energética". Por un lado, se requiere autorizar el aumento de las tarifas de las tres distribuidoras en un promedio de $80 por cliente.

Por el otro, a través del cambio del uso horario en la época estival. "Se ha demostrado que adelantar una hora permitiría ahorrar 1% del consumo, el cual es la mitad de los hogares actualmente afectados por los cortes en la Ciudad y provincia de Buenos Aires, porque es gratis, y por tanto se puede hacer sin costo, para apelar a una solución de corto plazo. No es solución de fondo, pero sirve", remarcó el flamante diputado.

Sturzenegger: "La masa de subsidios está destinada a mantener tarifas bajas al consumidor"

"Pero hay otros $70.000 millones de subsidios que surgen de la diferencia entre el valor de compra de energía a precios más altos del que se vende al consumo, para no tener que aumentar las tarifas. Si eso se eliminara, no va a resolver el problema de falta de electricidad, porque esos recursos no se trasladarán a las empresas, sino que significarán ahorro para el Estado que no se sabe a qué se aplicaría, probablemente se los destine a otra cosa, es decir a más gasto público".

Por eso, el PRO propone que si se reducen esos subsidios, tiene que tener como contrapartida la reducción de otros impuestos, como IVA, Ganancias", dijo el economista.

También Sturzenegger consideró que "sería un error garrafal disponer la reestatización de las empresas distribuidoras: hoy tenernos tres empresas como Arsat, AySa y Aerolíneas Argentinas que absorben en conjunto $20.000 millones al año de ingresos públicos".

      Proponen cambio de uso horario.mp4

"Sería un error garrafal disponer la reestatización de las empresas distribuidoras"

Única fuente de financiamiento

En el caso del nuevo aumento del precio de las naftas, que acumulan una suba de más de 40% en el año, Sturzenegger lo atribuyó a "las necesidades de financiamiento de las inversiones, en particular de YPF, porque no lo puede obtener a través de medios deseables, como el endeudamiento a bajo costo en el resto del mundo y la atracción de inversores".

"Revela un mal enfoque de la política energética oficial, la cual requiere muchas inversiones, principalmente de afuera, con menor costo del capital, pero esta no está dispuesta a ingresar divisas por el mercado oficial que ofrece un cambio mucho más bajo que el del libre", concluyó el economista.