El calor no cede, los cortes se multiplican y siguen las protestas de vecinos en la Ciudad y la Provincia

 DyN 162
DyN 162
 NA 162
NA 162
 NA 162
NA 162
 NA 162
NA 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 NA 162
NA 162
 NA 162
NA 162
 DyN 162
DyN 162
 NA 162
NA 162

Cumplidos los diez días desde que comenzaron a registrarse cortes prolongados de luz, varias zonas de la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano siguen presentando inconvenientes. Por eso, muchos vecinos resolvieron volcar sus reclamos en la calle tocando cacerolas e interrumpiendo el tránsito, incluso durante la madrugada.

Poco antes de la medianoche, un grupo salió a cortar la Autopista Riccheri a la altura de la avenida General Paz, en tanto que otros vecinos bloquearon el cruce de las avenidas Rivadavia y Díaz Vélez, en el barrio de Caballito; mientras que en el partido de Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires, vecinos protestaron ante la falta de luz y agua en edificios de la zona.

Aunque desde la empresa Edenor informaron ayer que 1.000 cuadrillas trabajan para solucionar las fallas, más de una docena de barrios porteños tiene todavía problemas con el suministro. En algunos casos aseguran no contar con electricidad desde mediados de mes. Las temperaturas intensas se sienten desde hace 12 días consecutivos.

Uno de los barrios más afectados es Flores. Allí, un grupo de vecinos tomó la calle en la zona de Condarco y Bacacay para manifestar su malestar. Quemaron gomas y reclamaron la presencia de personal de la empresa para que les brinde una respuesta. En Floresta, se produjo un corte de vías del tren Sarmiento a la altura de Nazca que obligó a que se preste un servicio corto. Incluso, hubo incidentes aislados entre los manifestantes y los usuarios del tren, quienes querían continuar su viaje.

La escena se repetía en otros puntos de la Ciudad, que tenía al menos 80 esquinas en donde los semáforos no funcionaban. Habitantes de Villa Lugano volvieron a cortar la autopista Dellepiane a la altura de Lacarra y Larrazábal. Otro corte ocurrió en Corrientes y Serrano, en el barrio de Villa Crespo. lo mismo pasó en las esquinas de Acoyte y Díaz Vélez; Yatay y Díaz Vélez, y Yatay y Potosí.

La Paternal, Barracas, Belgrano, Caballito, San Cristóbal, Villa Devoto, Villa Crespo, Villa del Parque, Monte Castro, Villa Mitre, Palermo, Mataderos, Floresta y Retiro eran los otros distritos afectados.

  162
162

Las protestas también se extendieron fuera de la Capital. La autopista Ezeiza-Cañuelas estuvo interrumpida a la altura del kilómetro 35 por una manifestación con iguales pedidos. Lo mismo sucedió en el camino del Buen Ayre, altura cabecera norte, en ambos sentidos.

Otro piquete tuvo lugar ayer en Gerli, en donde un grupo de personas quemaba gomas e impedía el paso de vehículos. "Estamos totalmente agotados y ya faltos de paciencia", sostuvo un vecino.

En Lanús la furia llegó más lejos y llevó a algunos vecinos a iniciar un incendio en la puerta de la oficina que tiene Edesur en la calle  Hipólito Yrigoyen al 4600. La avenida ya estaba interrumpida en otros tramos y complicaba la circulación.


Otras zonas sin suministro del Gran Buenos Aires eran ayer -y aún lo son hoy- Adrogué, Avellaneda, Berazategui, San Martín, Ituzaingó, Castelar, Morón, Vicente López, La Plata, Gran La Plata y Ezeiza, entre otros.

El Servicio Meteorológico anunció que este viernes continuarán las marcas altas y recién habrá que esperar hasta el 2014 para tener niveles de temperatura más normales. El organismo dijo que se está cerca de romper un récord de varios días seguidos con temperaturas bajas muy altas y que probablemente este sea el diciembre más caluroso en los últimos 43 años.

Mientras tanto, en las redes sociales y medios de comunicación miles de vecinos denunciaron la falta de atención de las prestadoras. Por su parte, el Gobierno, a través del ministro

Julio de Vido

, aseguró que habrá compensaciones económicas para los afectados.