El único oso polar que vive en el país es refrescado a manguerazos

Proveniente de Alemania, Arturo llegó a la Argentina en 1983, cuando recién era un cachorro, y desde ese momento pasa sus días en el zoo provincial del Cerro de la Gloria, en Mendoza, donde hasta hace un poco más de un año convivía con Pelusa, una hembra de la misma especie que falleció en mayo de 2012.

Desde la asociación EcoLógicos Unidos, Gabriel Flores detalló que el estado actual del animal es "muy malo". "Nos hemos venido quejando y hemos subido muchos videos donde el oso estaba en una pileta de 50 centímetros de profundidad, donde se tira en el agua y no lo tapa y esa es la única forma que tiene de refrescarse en verano", aclaró, a la vez que recordó que en la zona donde se encuentra el zoológico el termómetro llega a superar los 42ºC.

Además, en declaraciones a TN, Flores denuncia que desde Canadá, una reserva natural se ofreció y comprometió a pagar todos los gastos necesarios para el traslado del ejemplar a ese país, aunque resta hacer la evaluación completa del estado de salud de Arturo, para confirmar que puede soportar el largo viaje, ya que se encuentra muy desmejorado.

Por su parte, el administrador de parques y zoológico de Mendoza, Oscar Arancibia, aseguró que las condiciones en que se encuentra el oso no son malas, y que las filmaciones que muestran una baja cantidad de agua en la piscina en que debe refrigerarse se dieron en momentos en que se encontraba en mantenimiento.

MAS NOTICIAS