Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

El "arrepentido" Mario Pontaquarto, el juez Daniel Rafecas, el legislador Aníbal Ibarra y el ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, fueron algunos que quedaron en la mira del fallo del tribunal oral que decidió absolver al ex presidente Fernando de la Rúa y a todos los demás acusados en el expediente por las coimas en el Senado.

Los camaristas Miguel Pons, Guillermo Gordo y Fernando Ramírez concluyeron que los hechos imputados no existieron y elevaron una denuncia para que el Consejo de la Magistratura evalúe el desempeño de Rafecas, el magistrado federal que estuvo a cargo de la instrucción de la causa.

Además calificaron a Pontaquarto de "embaucador" y abonaron la teoría de que la causa fue armada políticamente. Así señalaron algunas reuniones que el "arrepentido" mantuvo con el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández antes de hacer pública la denuncia, en 2003. "No quedó nada claro el motivo ni la necesidad de esas reuniones,  de manera previa a la confesión", coincidieron los jueces.

"Por el contrario, la existencia de un precio, la presencia en el episodio de autoridades políticas, como así también un curioso y concomitante sumario administrativo labrado en la Secretaría de Inteligencia, constituyen episodios que, como denunciaron las defensas, pudieron dar lugar a la preconstitución de prueba, con el objeto de manipular la dirección de la investigación", indicaron.


Natalia Bohdan
Natalia Bohdan

Consultado sobre la decisión del tribunal, Alberto Fernández relativizó el tenor de aquellos encuentros. Recordó que le habían pedido una reunión para exigir seguridad para el arrepentido antes de declarar ante la Justicia. "Cuando me habló de la denuncia, le pedí que lo haga ante el juez y no ante mí", recordó. El ex jefe de ministros de Néstor y Cristina calificó como un disparate que se persiga a Rafecas, el juez que recolectó todas las pruebas que formaron parte del expediente. Los camaristas cuestionaron la manera en que se recolectó la evidencia con la que se quiso probar el pago de sobornos y hablaron de una sustancial violación a las reglas del debido proceso.

El tribunal también pidió que el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal analice la actitud del abogado de Pontaquarto, Hugo Wortman Jofré. Sandra Montero, ex secretaria del senador Reme Costanzo, también fue señalada por "falso testimonio".