@Castri2010 162
@Castri2010 162
 @cad2976 162
@cad2976 162
 @Kikitah_woow 162
@Kikitah_woow 162
 @SebasTallarico 162
@SebasTallarico 162

Numerosos vecinos de la ciudad de Buenos Aires viven las horas previas a las fiestas con un dejo de amargura e indignación por los cortes de luz que en algunos casos afectan a los usuarios desde hace nueve días.


Esta situación se registra en lugares de la Capital como el barrio de Flores, donde la gente que vive en la zona delimitada por las calles  Varela, Eva Perón y Pedernera pide ayuda con desesperación para terminar con el calvario, al menos antes de que llegue la nochebuena.


En sectores de Villa Crespo y en Constitución también se siente el problema energético: la luz vuelve y se va, y en algunos casos la situación es similar a la descripta en Flores; en esa zona de la Ciudad también se multiplican los reclamos y se exige una solución.


Esta situación es el fiel reflejo de la estadística que se conoció el fin de semana: los cortes de luz crecieron un 25% en cinco años y se duplicó la cantidad de horas sin servicio. Desde 2008, los usuarios debieron soportar 7,13 interrupciones del servicio en el año, cuando hace un lustro el promedio fue de 5,71.


El mismo informe expuso que en los últimos cinco años aumentó de manera exponencial el tiempo de duración de los cortes: en 2008 el promedio anual era de 13 horas sin servicio y en 2013 llegó a las 26 horas.


El malestar quedó en evidencia durante la noche del sábado, cuando se registraron cortes de calles en los barrios de Almagro, Boedo, Palermo y Villa Devoto; en el último distrito mencionado, los vecinos realizaron una original protesta cuando cumplían cinco días sin luz.


El pronóstico no es alentador: se anuncia el inicio de una nueva ola de calor y se teme que el aumento de la demanda de energía genere nuevas interrupciones del suministro eléctrico.


El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que mantiene el alerta amarillo en la Ciudad y alrededores, y el naranja para la ciudad de Rosario y su periferia; por lo menos hasta el jueves, las temperaturas mínimas en el norte de la Patagonia, zona centro y norte del país oscilarán entre los 20 y 25 grados, mientras que las máximas tocarán los 40, con elevada sensación térmica.