162
162

Con la presidente Cristina Kirchner impedida de buscar una nueva reelección, el oficialismo se enfrenta al desafío de encontrar una figura para que compita en 2015. El desembarco de Jorge Capitanich en el gabinete llevó oxígeno al Gobierno y su nombre comenzó a sonar como "presidenciable". Pero la primavera duró poco. Con los saqueos y cortes de luz, el jefe de ministros ya empieza a mostrar el desgaste. En cualquier caso, el kirchnerismo tiene otro motivo para preocuparse: Sergio Massa.

En las legislativas, el ex intendente de Tigre venció al Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires. Con el triunfo, se hizo un lugar entre los "pesos pesados" que se barajan para la contienda presidencial. Y la última encuesta de Raúl Aragón & Asociados demuestra que el diputado se consolida como favorito.

Massa sería el ganador de las elecciones si se celebraran mañana. De acuerdo con el estudio, cuyos autores fueron los que a través de Infobae ofrecieron las cifras más cercanas a los resultados finales del 27 de octubre, alcanzaría el 30% de los votos, seguido 13 puntos por debajo por el gobernador bonaerense Daniel Scioli. El tercer puesto, con 13%, es para el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

La encuesta, realizada de manera telefónica sobre 1.600 casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires, evaluó también cuál sería el panorama si la jefa de Estado pudiera competir. En ese contexto, Massa se impondría igualmente, aunque con 25,4%. Cristina lo secundaría con 20,7% (los votos de Scioli caen a 6,8%), mientras que Macri sostendría el tercer puesto, con 12,9%.

"Esto demuestra que hay un voto massista que es también cristinista", observó Aragón, y recordó que ese dato ya podía observarse en las mediciones que se realizaron durante la última campaña electoral. El analista apuntó, además, que al comparar ambas encuestas, la Presidente registra una caída de 10 puntos.

En los escenarios planteados, los otros líderes que han manifestado su intención de ser candidatos o que fueron mencionados para hacerlo obtienen porcentajes por debajo del número de voto en blanco. Entre ellos, destacan el socialista Hermes Binner (6,2 en un caso y 7,4 en el segundo) y la diputada Elisa Carrió (5,1% y 4,9% respectivamente).

"Esto muestra la dispersión, la fragilidad y la debilidad de la oposición", indicó Aragón. Agregó que aunque en octubre las fuerzas no kirchneristas reunieron el 70% de los votos, "no consiguen construir liderazgos nacionales, que el público pueda considerar como presidenciables".  En ese contexto, aseguró que "la pelea hoy es kirchnerismo/sciolismo versus massismo".

Segunda vuelta

La victoria virtual de Massa no le alcanzaría sin embargo para ganar en primera vuelta y lo obligaría a participar de un ballottage. Según el sondeo, allí también corre con ventaja.

Si la competencia lo enfrentara con Scioli, el ex jefe comunal prevalecería con 54,5% contra 29,1%; si el rival fuera Macri, la diferencia a su favor sería de 56,4% a 20,5%.  La tendencia crecería ante Binner (57,5% a 22,1%) y treparía hasta 62,5%  a 18,3% si fuera Capitanich.

En el caso de que Massa no compitiera, es Scioli quien aparece con mejores posibilidades para una instancia definitoria: derrotaría a Macri con 47,5% frente a 33.2%, y a Binner con un margen similar (47,9% contra 33,6%).

Un dato que puso de manifiesto la encuesta es que la composición de voto hacia Massa y Scioli son similares. "A medida que disminuye el nivel socioecnómico, aumenta la intención de voto; a la vez, cuando baja la edad, también aumenta. Es decir, ambos se disputan el mismo cliente, por decirlo así", señaló Aragón.