El gobierno de Entre Ríos aclaró: "No buscamos poner limitaciones a la libertad de expresión"

  162
162
 www.encuentrosdigitales.com 162
www.encuentrosdigitales.com 162

El proyecto pertenece al peronista Rubén Oscar Almará y apunta a restringir el acceso a medios electrónicos y redes sociales cuando el territorio entre en un "estado de conmoción social". En concreto apunta a que el Estado provincial inste a la Nación a "intervenir y emprender las acciones necesarias para exigir a las empresas proveedoras de servicios de internet el bloqueo de las redes sociales durante el tiempo necesario para restablecer el orden público ante la instigación a cometer delitos que atenten contra el orden constitucional y la vida democrática".

La medida, que se presentó con los saqueos registrados en varias provincias como telón de fondo, fue sancionada ayer por la Legislatura entrerriana y de inmediato despertó controversia. Es que su eventual aplicación podría ser interpretada como un acto de censura. El ministro Pedro Báez aseguró, no obstante, que no es ese el espíritu que persigue.

"No planteamos poner limitaciones a la libertad de expresión y, de hecho, nuestro gobierno ha ido a la vanguardia en la defensa de la ley de democratización de medios sin excepciones. Pero no podemos dejar de plantear nuestra preocupación por la acción de grupos o personas que en las redes sociales alienten a actos violentos en momentos de conmoción porque todos saben que de ahí a situaciones de muerte hay un paso", señaló.

Según el funcionario, "poner en agenda pública el uso que se le da a las redes sociales en casos de violencia, xenofobia, bullyng, es un debate que nos debemos. Plantear cómo actuar en situaciones extremas cuando está en juego la paz social y la integridad de las personas es nuestra obligación".

"Nada más alejado de mis convicciones está generar algún tipo de censura o limitaciones en la libertad de expresión", dijo. "Son esas mismas convicciones las que me llevan a no temer a dar los debates necesarios para evitar que las redes sociales se transformen en una herramienta transmisora de violencia en situaciones de caos social", añadió.

Para Páez es "indudable que el poder de las redes sociales es tal que son capaces de generar una realidad paralela que ponga en peligro la paz social". Y advirtió que no es posible permanecer "inmóviles" ante situaciones como esas. "Quizás la respuesta no es una sola ni es lineal y, por eso, merece un debate en que se garantice la libertad y la democracia", concluyó.

MAS NOTICIAS