DyN 162
DyN 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

El ministro de Planificación, Julio de Vido, señaló este martes que existen "interrupciones preventivas que se realizan para efectuar tareas de mantenimiento cuando se detecta que en un determinado lugar las instalaciones eléctricas pueden estar sobreexigidas por exceso de demanda".

"De esta manera puede prevenirse en una o dos horas lo que de otra forma podría llevar dos días", explicó De Vido a Télam, y destacó que "esta situación no tiene nada que ver con los cortes programados por falta de generación y demanda decreciente, como ocurrió en nuestro país en la década del 80, sino con la preservación y reparación de la infraestructura del sistema de distribución eléctrica en los menores plazos posibles".

Asimismo, el ministro remarcó que, según un informe del Servicio Meteorológico Nacional, las altas temperaturas que afectan buena parte de nuestro país llevan cinco días, con temperaturas promedio y máximas muy altas, lo que redunda en un aumento del consumo de energía, y se registran récords en la demanda", por lo que pidió "hacer un uso racional de la energía".

Esta afirmación del ministro contrasta con las declaraciones del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien esta mañana aseveró que en el Gobierno ven como "una posible solución" la implementación de "cortes de luz programados". En ese sentido, el funcionario aclaró que "eso es algo que las empresas distribuidoras tienen que llevar a cabo".