Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

La capilla ardiente de Nelson Mandela abrió este viernes por tercer y último día en la sede del Gobierno en Pretoria, donde los ciudadanos tendrán la última oportunidad de despedirse de él antes de su traslado a Qunu, la aldea del sureste de Sudáfrica donde será enterrado.

Como en los dos días anteriores, el cortejo fúnebre volvió a trasladar los restos de Mandela desde el Hospital Militar de Pretoria hasta el edificio de los Union Buildings, como se conoce a la sede del Ejecutivo, escoltado por una guardia motorizada.

Numerosos ciudadanos, que ya formaban colas kilométricas a primera hora de la mañana, saludaron con júbilo el paso del cortejo fúnebre, que llegó a la sede gubernamental sobre las 8:00 horas locales (6:00 GMT).

Como cada día desde el miércoles, el primer día del velatorio, el nieto del ex presidente Mandla Mandela escoltó el féretro de su abuelo durante todo el trayecto.

No en vano, de acuerdo con la tradición de la rama Thembu del pueblo xhosa, al que pertenece Mandela, un hombre adulto de la familia debe acompañar el cuerpo hasta el entierro.

Una banda militar volvió a interpretar el himno nacional poco antes de que llegara el coche fúnebre al recinto gubernamental.


 AFP 163
AFP 163

A continuación, varios militares trasladaron el ataúd hasta depositarlo en el altar erigido en el centro del patio de los Union Building.

Después de que las Fuerzas de Seguridad y los servicios de Emergencias presentaran sus respetos ante el féretro de Mandela, comenzó el desfile de ciudadanos que, en profundo silencio y a paso rápido, dieron un sentido adiós a su héroe nacional.

El público tendrá este viernes una última oportunidad para despedirse del icono de la lucha contra el apartheid hasta las 17:30 horas locales (15:30 horas GMT).


 Reuters 163
Reuters 163

Las autoridades de Pretoria estimaron en más de 20.000 las personas que lograron acceder a la capilla ardiente durante la jornada del jueves, y para el viernes esperan una afluencia todavía mayor.

Los restos de Mandela serán trasladados el sábado a la aldea de Qunu, donde el ex presidente pasó su infancia y donde quería ser enterrado.

Ya el domingo, Nelson Mandela recibirá sepultura en una ceremonia a la que asistirán miles de personas.

Madiba, como se conoce popularmente al ex mandatario en Sudáfrica, falleció hace una semana a los 95 años en su domicilio de Johannesburgo, tras una larga convalecencia por problemas respiratorios.