Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Martín Rosenzveig 162
Martín Rosenzveig 162
 Martín Rosenzveig 162
Martín Rosenzveig 162
 Martín Rosenzveig 162
Martín Rosenzveig 162

El acto que se celebró el 10 de diciembre en la Plaza de Mayo tensó aún más la relación entre el Gobierno y el sector sindical que se encolumna detrás de la figura de Hugo Moyano, quien arremetió contra el oficialismo por la organización del evento y también por los conflictos sociales que afectaron a numerosas provincias del país.

Con respecto a la conmemoración de los 30 años de democracia, el líder gremial señaló: "A todos nos hubiera gustado estar ahí, pero parece que ellos fueran los dueños, los campeones mundiales de la democracia. Y yo no recuerdo haberlos visto, a muchos que hoy están en el gobierno, peleando por ella".

El titular de la CGT opositora también analizó el discurso que ofreció Cristina Kirchner, en momentos en que se producían graves incidentes en el resto de la Argentina. "Lo de la Presidente me pareció una falta de respeto a lo que pasaba en el país, donde había gente que estaba defendiendo su negocio, su vivienda o llorando sus muertos", consideró.

"No me pareció bien que la Presidente actúe como actuó, que se ponga a bailar... Es una falta de respeto rayana con lo absurdo. No entiendo bien cómo la asesoran, porque esas son cosas que generan más bronca. Fue lamentable", sentenció en declaraciones a radio Mitre.

Para cerrar el tema, Moyano apuntó: "Muchos de los que estuvieron en el acto, en los momentos difíciles se guardaron. Recuerdo que, cuando volvió la democracia, se decía que había algunos que salían de debajo de la cama con los flejes marcados en el lomo, porque habían estado escondidos. Y hablo a nivel gremial y político".

El clima social

El gremialista también analizó la protesta policial que generó una ola de saqueos en el interior, y no dudó en señalar a quienes considera culpables del desborde social: "Esto que sucede obedece a la impericia de los gobernantes que deberían haber dado respuestas y no lo hicieron. Fundamentalmente responsabilizamos al gobierno nacional y a los provinciales".

Al ser consultado sobre la posibilidad de que los incidentes fueran parte de una conspiración política, Moyano respondió de manera contundente: "Acá la conspiración es que a la gente no le alcanza para comer. Es el mismo gobierno el que conspira contra ellos y contra otros sectores que viven las mismas dificultades". "Yo veía a los familiares de los policías y pensaba que debe ser casi imposible vivir con dignidad con sueldos de 4.000 o 5.000 pesos", manifestó.

Para el líder de la CGT Azopardo, la solución del conflicto con las fuerzas de seguridad pasa por "sindicalizar a la policía". "No es necesario sólo por temas salariales, sino laborales: hacen una gran cantidad de horas sin descanso para llevar un peso más a la casa; por eso no pueden rendir en ninguno de los lugares que ocupan", analizó. "Algunos creen que esto no se puede hacer, pero en muchos países del mundo está instalado y funciona muy bien", destacó.

La discusión por los salarios

Por otra parte, Moyano advirtió que el avance de una "inflación casi desbordante" puede provocar problemas en las próximas paritarias. "Quién puede aceptar un acuerdo que esté por debajo de la inflación que estamos viviendo. Esto es lo que el gobierno no quiere entender y después sufre las consecuencias".

"No se va a reclamar menos que el porcentaje de inflación que estamos sufriendo. La falta de respuesta se verá reflejada en una protesta y después llegarán los lamentos. Nosotros tenemos gremios de transporte y varios importantísimos...", advirtió.

Finalmente el gremialista fue consultado sobre la posibilidad de que decida lanzar su candidatura a presidente de Independiente: "Esa pregunta es la más difícil de todas...Todavía no lo definí, porque para ir a hacer un papel lamentable como el que hizo el actual presidente no vale la pena. Hay que ordenar cosas y luego tomar una decisión. Es un tema difícil".