DyN 162
DyN 162
 Télam 162
Télam 162

"Acá hubo un método de carácter extorsivo que deben investigar jueces y fiscales. El vínculo entre ex policías autoconvocados, exonerados, agentes del disturbio y el desorden, liberación de zonas, grupos de narcotraficantes y mecanismos de financiamiento que permitieron una logística integrada. Esto no se puede organizar por mensajes de texto", aseguró Capitanich en el contacto diario que mantiene con los medios de comunicación en Casa Rosada.

El jefe de ministros reiteró que las protestas y los saqueos buscaron "empañar 30 años de democracia" y le pidió al "pueblo argentino" que se manifieste en forma pacífica para reivindicar el funcionamiento de la democracia. En ese marco, criticó que la oposición y algunos medios de comunicación no se hayan pronunciado expresamente a favor de la defensa de las instituciones democráticas.

Capitanich defendió la decisión de realizar el festival en Plaza de Mayo a 30 años del regreso de la democracia pese a los incidentes que se sucedían simultáneamente en el interior del país. Dijo que el de ayer "no era un día más" y el pueblo debía reivindicar a la democracia y a sus actores.

"Esta acción alevosa, premeditada, con el objeto de atacar en esencia el sistema democrático republicano, pretendía que los argentinos no pudiesen conmemorar los 30 años de democracia", reiteró.


Ante las críticas del gobernador de su provincia, Chaco, y de otros mandatarios que reclamaron la asistencia de gendarmes, Capitanich aseguró que se realizó "lo humanamente posible" y graficó que las fuerzas federales están conformadas por personas " de carne y hueso" que muchas veces deben trasladarse cientos de kilómetros para cumplir con sus tareas.

"Cuando exigen la presencia de Gendarmería, deben observar que demanda un tiempo, desde la organización logística, el traslado de los mismos y el despliegue en el territorio. Se necesitan no menos de 6, 8 o 10 horas para hacer el traslado físico. Así que las interpretaciones que he escuchado son inverosímiles", indicó.

Capitanich replicó las críticas de su vice, hoy a cargo del gobierno, y aseguró que viajaron 1100 efectivos federales a custodiar la provincia. Además, reiteró que los gobernadores deben hacerse cargo de sus responsabilidades.  "Uno puede hacerse cargo de los temas que son de su competencia, pero cada uno debe hacerse cargo de las competencias emergentes en cada caso. Y no es así", completó.