162
162

Los tiros fueron los protagonistas, a la par de los saqueos, de la jornada de tensión que se vivió en el Gran San Miguel de Tucumán al verse reducida la presencia policial en las calles por la protesta que llevan adelante los efectivos.


Numerosos negocios, entre ellos cadenas de supermercados, autoservicios, una comercializadora de productos lácteos y un camión que circulaba por una autopista, fueron atacados y saqueados entre ayer y esta madrugada. Esto provocó que los comerciantes decidieran bajar las persianas de sus locales e incluso repeler a los tiros a los atacantes.


Los gravísimos incidentes dejaron un saldo de al menos 30 heridos de bala, cuatro de ellos en grave estado. En el hospital Padilla se encuentra alojado un joven de 20 años al que le dispararon en la frente y tiene un mal pronóstico; esta persona habría participado de los saqueos de Chango Más en la Banda del Río Salí. Además, en el mismo nosocomio hay otro menor -de 17 años- internado por una herida de escopeta en el pecho.


Testigos de los desmanes y ataques grabaron lo sucedido y lo compartieron por las redes sociales. Lo mismo hicieron algunos medios locales.


      Embed

Según repasó el diario La Gaceta, un supermercado de la cadena Chango Más y una comercializadora de lácteos sufrieron saqueos, mientras en el mayorista Gómez Pardo, cercano a la terminal de ómnibus, los empleados evacuaron el local y formaron un cordón para bloquear los accesos.

      Embed

En Yerba Buena, al oeste de la capital provincial, un grupo de personas intentó asaltar un local de electrodomésticos pero el saqueo fue evitado. En la zona se detectaba poca presencia policial en las calles y falta de transporte público, como colectivos y taxis, por lo que los usuarios reportaron problemas para regresar a sus hogares.

A las 23 se reportaban decenas de saqueos en comercios de la provincia, donde ya había numerosos heridos en los hospitales y bandas de delincuentes paseándose impunemente por la provincia".

      Embed

En este contexto, se resolvió que este martes no haya clases en toda la provincia y en todos los niveles, según anunció la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin.

En horas de la noche, gendarmes salieron a vigilar las calles del centro de la Provincia, donde la mayoría de los negocios se encontraban cerrados y con sus luces apagadas por prevención. En algunos locales, los empleados permanecían en el interior de los negocios custodiando el lugar ante eventuales saqueos o destrozos con guardias privadas reforzadas con armas largas.


      Embed

Esta madrugada, poco antes de las 2 y tras varias horas de arduas negociaciones, en medio de violentos saqueos que asolaron al Gran San Miguel de Tucumán, la policía rechazó una propuesta de aumento del 35% que los delegados llevaron desde Casa de Gobierno, informó el diario Contexto.

La misma elevaría a $8.520 el sueldo de bolsillo de los uniformados, algo que fue rechazado por unanimidad por los policías reunidos en la subjefatura.