162
162

"Todos tenemos un limite y yo alcance el mío. No puedo seguir con la ilusión de que voy a encontrar un grupo de personas que estén conmigo cuando me siento mal", afirmó Pablo en su cuenta de Facebook a las 0 horas de este miércoles.


Según informaron en el Instituto Sagrada Familia de Los Polvorines, partido de Malvinas Argentinas, el joven ingresó al aula y comenzó a rociarse con bencina, tras lo cual se prendió fuego en el aula. Las llamas cubrieron su espalda y fue auxiliado de inmediato por los docentes que presenciaron el trágico hecho.


A los pocos minutos, Pablo fue llevado hasta el Hospital Drozdowski, en Toruguitas, con el 30% del cuerpo quemado. "El adolescente gritaba y lloraba y decía que su familia no lo quiere", afirmó un jefe policial en declaraciones a la prensa al retirarse del Instituto ubicado en la calle Baroni, entre Ghandi y Trejo.


Según informó la doctora Silvia Daveggio, directora del hospital, "ingresó en el shock room con quemaduras en el rostro, en los brazos, en las manos y fundamentalmente con un sindrome inhalatorio", luego de ello enviado a la unidad de terapia intensiva. La noche de este miércoles, el joven continuaba estable dentro de la complejidad de su caso.

"En este momento por suerte el paciente está estable y esperamos su evolución para mañana al mediodía, cuando se entregue un nuevo parte", cerró.