AFP 163
AFP 163
 163
163
 AFP 163
AFP 163
 UNES 163
UNES 163

"He decido sacar un decreto especial de control y regulación de los arrendamientos vinculados al comercio que debe ser cumplido en todo el país", afirmó. Para acabar con el "arrendamiento especulativo y explotador". El presidente afirmó que la medida ya está en la gaceta oficial, por lo que ya está en vigencia. Habrá un "régimen transitorio de protección regulado por el Estado".

Maduro detalló que los cánones en estos casos (los locales de actividades económicas, industriales o de servicios) no podrán exceder los 250 bolívares (39 dólares)  por metro cuadrado. Además, prohibió los contratos de alquiler en moneda extranjera, ajustes periódicos y aumento según el porcentaje de venta del arrendatario.

Se trata de un guiño a los comerciantes, a la clase media, de cara a las elecciones del 8 de diciembre. De hecho, Maduro llegó a decir: "Soy el presidente obrero, pero quiero ser también el presidente de la clase media". Se supone que si bajan los alquileres, podrá bajar el precio de los productos y la intervención del Gobierno no sería tan abrupta.

Una hora y media más tarde de lo pautado, el presidente de

, llamó a una cadena nacional para anunciar las medidas económicas. Desde el Salón Néstor Kirchner, junto a todos sus ministros y a las cúpulas de las Fuerzas Armadas, prometió estabilizar la economía.

"Hace 23 días que protegemos a nuestro pueblo para llevar a Venezuela hacia la estabilización de precios justos. La primera fase, frente a una guerra económica, siempre apegada a la ley", afirmó.

"Hemos propuesto tres fases: estamos en cumplimiento de la primera, hasta la primera quincena de enero. Que es peinar toda Venezuela, sanearla", explicó maduro. Luego, afirmó: "Vamos a establecer nuevas reglas económicas con el respaldo del Estado".

El mandatario volvió a criticar a la "burguesía" y aseguró: "Conocimos el submundo del capitalismo y logramos bajar los precios". Para el Presidente, las federaciones de empresarios o de comercio y la MUD, el partido opositor, revalidaron "su guerra económica contra Venezuela". Según el bolivariano, ninguna de estas entidades condenan las especulaciones y "sólo declaran" contra el Gobierno.

Maduro fustigó a sus oponentes, mostró titulares de diarios y afirmó que todos los días hay "declaraciones de guerra de la oligarquía rancia". El principal foco de la ira del chavista fue Fedecámaras. "Saquearon este país", denunció el presidente.

"A partir de hoy, les pido a todos los organismo de Justicia, a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a las milicias... (que en) todas las inspecciones que demuestren remarcaje de precios o especulación, se actúe con toda la severidad de la ley y se proceda a detener a los responsables", instó el bolivariano. El mandatario presentó un video en el que se recopila cual trofeo los casos de intervención de las últimas semanas.

La mayoría chavista de la Asamblea Nacional aprobó la denominada Ley Habilitante, que le permite a Maduro gobernar por decreto durante un año.

El presidente venezolano estrenó, el pasado jueves, esos superpoderes al aprobar dos leyes que aumentan los controles a los empresarios y las regulaciones de las importaciones.

Ellas fueron una ley orgánica para el control de precios, costos y ganancias del sector privado, con la que Maduro aseguró protegerá las "libertades económicas y los derechos económicos y sociales del pueblo que trabaja".

Para Maduro, esta ley evitaría que los importadores vendan la mercadería con sobreprecios de hasta 1.000%, como ha denunciado en las últimas semanas, tras ordenar las rebajas forzosas de precios de distintos productos, como electrodomésticos, lo que ha originado vacíos completos en los estantes de algunos comercios.

La polémica en torno a los precios tiene como trasfondo el control de cambios que tiene Venezuela desde 2003 y que ha generado un mercado paralelo de divisas que supera en más de ocho veces la tasa oficial de 6,3 bolívares por dólar.

 EFE 163
EFE 163

La siguiente normativa pretende regular las importaciones, de las que el país petrolero es altamente dependiente.

Para ello, creó el Centro Nacional de Comercio Exterior y la Corporación Nacional de Comercio Exterior, que controlarán las importaciones y exportaciones y ordenarán "todo el manejo de las divisas que entran por la renta petrolera", explicó Maduro.

Para el mandatario, ambas leyes derrotarán lo que denomina una "guerra económica", impulsada por la "burguesía", a la que el Gobierno responsabiliza de la inflación anual de 54% en el país, el alza de precios y la escasez de algunos productos básicos.

La Ley Habilitante conferida a Maduro es la quinta otorgada a un presidente en 14 años del chavismo en el poder de Venezuela, donde todos los presidentes de los últimos 40 años han gozado de estos poderes especiales.