La República de Perú 163
La República de Perú 163

Luego de eludir en reiteradas ocasiones las disposiciones del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), el jefe de esta institución, José Pérez Guadalupe, comunicó que se determinó la suspensión de la línea telefónica del penal para castigar al ex mandatario peruano Alberto Fujimori.

Fujimori, que cumple una condena de 25 años por delitos de lesa humanidad, realizó hasta dos entrevistas desde el teléfono público de la cárcel. Ahora recibe esta sanción, pese a que anteriormente había sido advertido y amonestado por la institución penitenciaria.

"Se le puede quitar el teléfono por completo. Por ahora, se le ha suspendido la línea telefónica, indefinidamente. Pero, por supuesto, se le puede quitar el teléfono público por completo. No es un derecho. Si hay un mal uso de éste, se clausura", señaló Pérez Guadalupe.

Según el jefe del INPE, además de la entrevista del sábado, el recluso hostigó a la directora del centro penitenciario asegurando que esa no sería su última llamada a un medio de comunicación. Pérez sostuvo que Fujimori ha gozado de ciertas comodidades que muchos presos quisieran tener, pero con esa actitud corre peligro de perder los privilegios.

Además, rechazó la versión del ex presidente de Perú, quien dijo que es víctima de una tortura en el interior de su celda.

Alberto Fujimori gobernó Perú en el período 1990-2000 y cumple su sentencia por los delitos de homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado de 25 personas por los casos Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992); también por los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y del empresario Samuel Dyer tras el "autogolpe" de Estado que dio en abril de 1992.