AP 163
AP 163

La tensión entre Israel e Irán cada vez es más pronunciada. Los últimos chispazos se produjeron tras las negociaciones entre las potencias de occidente y Teherán por el programa nuclear iraní. A partir de ahí, el gobierno de Benjamin Netanyahu comenzó a ejercer mayor presión, sobre todo ante los Estados Unidos, para que no se llegue a un acuerdo con el gobierno de Hassan Rohani.

En esa línea, este martes el mandatario israelí recurrió a su cuenta personal de Twitter para mostrar su descontento sobre el acercamiento entre estas partes, y aseguró que su país permanece unido contra esta iniciativa.

"Israel está unido en oposición al acuerdo que le ofrecen a Irán. Hablamos con una voz clara e inequívoca", lanzó el primer ministro israelí.

      

Occidente acusa a Irán de utilizar su producción de uranio para fabricar una bomba atómica. Versiones que fueron desmentidas siempre por Teherán.

Previo a las negociaciones que se desarrollaron el último fin de semana, Netanyahu rechazó "completamente" el acuerdo, que finalmente no llegó a buen puerto en Ginebra.

"Es un acuerdo muy malo. Israel lo rechaza completamente", disparó el primer ministro israelí.

No obstante, tras las fallidas negociaciones con Irán, el secretario de estado norteamericano John Kerry minimizó los trascendidos y aseguró que "hay cero brecha entre este presidente (Obama), entre esta administración, y nuestro compromiso con Israel".