EFE 163
EFE 163

Carlos Larraín, el presidente de la Renovación Nacional, partido perteneciente a la Alianza, dijo este lunes que había sido "un error" bajar la candidatura de Laurence Golborne a las elecciones presidenciales en Chile. De esto se desprende que no considera como la más idónea a Evelyn Matthei, tercera opción del oficialismo luego de que Pablo Longueira renunciara. Sus dichos encendieron la polémica en Chile y su reivindicación acerca de lo que pensaba la avigoraron.

"Claro que fue un error. Si él (Golborne) tenía buenas posibilidades, estaba trabajando bien", insistió Larraín en diálogo con la emisora chilena Cooperativa. "Estoy simplemente dejando constancia de que ha habido intermitencias en la conducción de la campaña y que eso dificulta mucho conducir una línea", agregó.

El mandatario Sebastián Piñera salió al cruce de Larraín este martes y sostuvo que las palabras del también senador "no aportan nada". "Me he hecho el propósito de no comentarlas, ni en la forma ni en el fondo", aseguró a Radio Duna. Y defendió a Matthei: "Es una muy buena candidata, que ha tenido que enfrentar condiciones muy difíciles".

Por su parte, Golborne, ex ministro de Minería e implicado involuntariamente en la polémica, le respondió a Larraín por contribuir a la fragmentación de la Alianza: "Lo dije en un debate: tenemos que aprender de la Concertación esta forma de competencia sin un nivel de desangramiento horroroso".

Golborne añadió a Radio Agricultura que a Michelle Bachelet "nadie la critica ni siquiera por su peinado". "Todos tirando para arriba a la candidata. En cambio, en nuestro sector siempre está la tendencia a la crítica destructiva. Muy mal", señaló, a la vez que dijo sentir "admiración" por Matthei. "Lo que necesitamos como centroderecha es unidad y lealtad", sentenció.

El lunes, las reacciones no se hicieron esperar. Tanto desde la Unión Democrática Independiente (UDI) y la RN, que integran la alianza oficialista, criticaron a Larraín. El jefe de la bancada de la UDI en Diputados, Gustavo Hasbún, aseguró que fue el mismo Larraín quien hizo "bullying" contra Golborne para bajarlo de su candidatura, de acuerdo con un reporte de Radio BioBio. En tanto, el vicepresidente de RN, Francisco Chahuán, señaló que las declaraciones no reflejan la postura del partido, sino que es una "opinión personal".

No obstante, desde ambos espacios políticos aclararon que los dichos de Larraín no provocarán un conflicto entre sus miembros. Por su parte, a menos de una semana para las elecciones y en medio de su cumpleaños, Matthei intentó minimizar el asunto. "A Carlos Larraín lo quiero mucho, muchísimo, y si él dice algo... Tiene derecho a decir lo que quiere, y la amistad y el cariño no se destruyen", indicó. "Entre todos nosotros lo que tiene que primar es la camaradería, la alegría, el optimismo y, por sobre todo, las ganas de sacar el país adelante", agregó.

También hubo críticas por lo inoportuno de los comentarios de Larraín, ya que han sacudido a toda la derecha cuando faltan tan solo cinco días para las elecciones. El sondeo del CEP da a Matthei una intención de voto del 14 por ciento, mientras que Bachelet, ex presidente socialista, cuenta con un respaldo del 47%, lo que despierta expectativas acerca de la posibilidad de que gane en la primera vuelta si obtiene más de la mitad de los sufragios emitidos.