Cerca de los $6, el dólar oficial duplica el avance de 2012

  162
162
  162
162

El dólar Moreno finalmente está viendo la luz. El secretario de Comercio Interior había proyectado en $6 el valor del tipo de cambio oficial para cerrar el 2013. A un mes y medio de finalizar el año, el dólar oficial ya cotiza a $5,98 para la venta, por lo que ganó un 21,5% desde que comenzó en enero a 4,92 pesos.

Así, la divisa pisó el acelerador y el avance ya duplica el alza del mismo periodo del año pasado, cuando subió un 11% desde enero hasta el 12 de noviembre. Los números son claros y aunque el gobierno nacional lo niegue, el Banco Central avala un ritmo mayor de devaluación anual. Incluso la suba que experimentó el dólar en lo que va de este año casi triplica a la del mismo periodo de 2011, cuando ganó un 7,3% y cotizaba a 4,26 pesos.

La mayor suba mensual del 2013 se dio en agosto, cuando avanzó un 2,9% o 16 centavos y finalizó el mes con un dólar oficial a $5,67 para la venta. En cambio, octubre representó el periodo con la ganancia más alta del año pasado, de un 1,48 por ciento.

Hernán Lacunza, director de la consultora Empiria, aseguró a Infobae que el Banco Central "se dio cuenta de que el atraso cambiario acumulado es significativo", y en este sentido, buscó no empeorar la situación de competitividad que atraviesan algunas empresas. Sin embargo, el ex gerente general de la entidad aclaró que no es una solución definitiva, sino que el Gobierno debería encarar un plan antiinflacionario.

  162
162

Al atacar las consecuencias del problema, el temor de los economistas es que el tipo de cambio nominal entre en carrera con los precios, generando así más inflación. "La suba no sería muy grande, pero puede impulsar los precios y en consecuencia, los salarios", agregó Lacunza.

Con una suba interanual del 25,1%, el ritmo de devaluación del peso está en línea con los datos de inflación que calculan las consultoras privadas a través del índice Congreso. El último informe del IAE Business School sostuvo que "la voluntad política de estabilizar los precios debería ir por un camino ortodoxo en materia monetaria y fiscal, unida a una liberación gradual del tipo de cambio nominal. El dólar está retrasado".

El peso se devaluó en el último mes a una tasa considerable, que anualizada se acerca al 34 por ciento. Y según los futuros del dólar, el tipo de cambio oficial finalizaría el 2013 en torno a los 6,20 pesos, aunque algunos economistas elevan la apuesta a 6,30 pesos por dólar.

"Una mayor devaluación del peso no implica un cambio en la política macroeconómica. Se debe corregir la insostenibilidad fiscal y también que el gasto empiece a crecer a un ritmo más bajo que los recursos", dijo a Infobae el economista Maximiliano Castillo Carrillo, director de la consultora ACM. En este sentido, consideró que el Gobierno "está corriendo los acontecimientos desde atrás".

Los factores externos también jugaron su rol: cuando Brasil devalúa el real, el Central hace lo propio con el peso, y a contramano, la entidad modera la devaluación con el alza de la moneda del primer socio comercial del país.

Para Castillo Carrillo, la suba del oficial también se produjo como una adaptación por "una aceleración abrupta en el dólar blue". La divisa en el mercado paralelo se ubica en torno a los $9,80 para la venta, un alza del 45% desde los $6,76 con los que empezó el 2013. Entre enero y noviembre, se impusieron nuevas medidas que profundizaron el cepo y el dólar libre superó dos veces la barrera de los 10 pesos.

Sin embargo, el dólar libre atraviesa pocas variaciones para la venta, y se negocia a un valor más estable que en periodos anteriores. "Luego del resultado de las elecciones generales hubo un golpe de confianza que ocasionó una baja en el dólar paralelo", sostiene el economista Nicolás Bernabé en el último informe del IAE.

La brecha cambiaria entre el oficial y el paralelo, sin embargo, aún se ubica en torno al 64 por ciento. "Para hacer correcciones, debe cambiar la política fiscal y cómo se financia el Gobierno. La política macroeconómica es el tema de fondo, éstos son sólo reflejos", concluyó Castillo Carrillo.