AFP 163
AFP 163

Adorada por sus habitantes, acogedores y desinhibidos como pocos en el mundo, Rio de Janeiro quiere aprovechar al máximo la organización de ambos mega eventos deportivos para transformarse en toda una "smart city" (ciudad inteligente).

Para tratar de concretar este anhelo es que la capital carioca se presentará en la Smart City Expo World, que se realizará entre el 19 y el 21 de noviembre en Barcelona y donde se debatirá sobre el futuro de las denominadas "ciudades inteligentes".

Río se mostrará en la capital catalana como un ejemplo de apuesta de soluciones inteligentes, describiendo los cambios que llevó a cabo en su modelo de crecimiento durante los últimos años. Su frase de cabecera en la feria será: "La imagen de Río del pasado como una ciudad de crecimiento caótico y desordenado tiene los días contados".

La idea del alcalde Eduardo Paes es ejecutar un plan de regeneración urbanística y revitalización de la zona portuaria, un área de grandes dimensiones pero que todos estos años ha estado totalmente abandonada.

Esta zona portuaria, que abarca una gran superficie y tiene vistas incomparables sobre la Bahía de Guanabara, ya se está transformado en el llamado Puerto Maravilla. Allí se ubicará la Ciudad Olímpica, un sector de la ciudad donde empiezan a surgir los grandes museos, construcciones habitacionales modernas, centros culturales, artísticos, gastronómicos, etc., según publica el diario El País.

Sin embargo, el desafío para convertir a la capital carioca en una ciudad inteligente excede y por lejos al Puerto Maravilla. El proyecto busca abarcar

toda la ciudad compuesta por 1.182 km2

de superficie, que deberá tener

todos sus servicios, edificios, elementos urbanos, automóviles, etc., interconectados

por una red que no sólo consistirá en la conexión de miles de personas, sino también en el planteamiento de un mundo digital en el que idealmente todo podrá estar conectado.