La expectativa que traía el partido más esperado de la fecha se diluyó cuando Silvio Trucco le abrió el telón al espectáculo desarrollado en el Coloso Marcelo Bielsa. El puntero y el escolta le daban emoción a un duelo considerado de "alta gama". Por la calidad de los intérpretes y la propuesta de los entrenadores a suposición llevaba a imaginar un encuentro dinámico.

A los cinco minutos, una buena triangulación ofensiva del "Cuervo" dejó a Héctor Villalba frente a Nahuel Guzmán, y el arquero desactivó la acción gracias a su apresurada salida. Fue una llamada de atención para la "Lepra".

Sin embargo, la calidad de David Trezeguet iba a ser fundamental para la apertura del marcador. El ex River y Juventus no tuvo piedad ante Sebastián Torrico y marcó el 1 a 0. La mínima ventaja no se ajustaba al desarrollo del cotejo, dado que los de Alfredo Berti no habían hecho los méritos suficientes para marcar la primera diferencia.

      

El duro e inmerecido golpe hizo reaccionar rápido al "Ciclón", que mostró un excelente circuito de la mitad de la cancha hacia adelante. Por lo tanto, cinco minutos más tarde, un centro de Correa, una asistencia de Villalba y una definición de Piatti fue suficiente para volver a poner las cosas en su lugar. El error de los centrales, yendo los dos juntos a marcar a un solo jugador, le sirvió a "Nacho" fusilar al "Patón" y marcar el 1 a 1.

      

Al igual que en el primer tiempo, en el complemento se acudió a la pierna fuerte. Cuando la calidad de las acciones disminuía, el juego brusco se hacía más notorio en la noche rosarina. Sólo por una individualidad de Martín Tonso y la buena pegada de "Maxi" Rodríguez, los "rojinegros" volvieron a entusiasmar a los espectadores con el magnífico show del "Parque de la Independencia".

Con el transcurso del tiempo, los jugadores fueron decepcionando al público, dado que la ausencia de ocasiones riesgosas era cada vez más perceptible. Naturalmente, la decisión de Pizzi de sacar a Villalba por Néstor Ortigoza reflejaba la conformidad del entrenador visitante.

En una de las últimas jugadas de la noche, una proyección de Marcos Cáceres le dio la posibilidad a Newell's de quedarse con los tres puntos. La jugada iniciada por el paraguayo, continuada por Tonso y concluida por Horacio Orzán dejó mal parado a un Torrico, que sólo atinó a observar cómo la pelota se iba a centímetros del horizontal. Con el final del choque, la repartición de puntos conformó a ambos ya que la "Lepra" continúa en la cima del Torneo, mientras que San Lorenzo adquirió un punto para no perderle pisada a su adversario. Aunque hay que destacar, que el 1 a 1 definitivo volvió a revivir a Boca y a Arsenal, ya que si ambos consiguen sus respectivas victorias quedaran muy bien posicionados para luchar por el título.