163
163

El movimiento Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) reivindicó el miércoles el asesinato de dos periodistas franceses en Mali ocurrido el sábado pasado, en un comunicado difundido por la agencia de prensa mauritana Sahara Medias.

"Esa operación es una respuesta a los crímenes cometidos por Francia contra los malíes y al trabajo de las fuerzas africanas e internacionales contra los musulmanes de Azawad", afirmó el comunicado. Azawad es el nombre que los tuareg dan al norte de Mali.

Los dos periodistas franceses de Radio France Internationale (RFI), Ghislaine Dupont, de 57 años, y Claude Verlon, técnico de sonido de 58 años, fueron asesinados el sábado por la tarde en Kidal, a 1.500 km al noreste de Bamako.

El periódico Le Monde informaba el martes del arresto de tres de los presuntos secuestradores de Dupont y Verlon y los identificaba como antiguos combatientes de la 'katiba' (comando) de Al Targui.

Las víctimas habían sido secuestrados pocas horas antes de su asesinato por hombres armados ante el domicilio de un representante tuáreg que acababan de entrevistar en Kidal.

Sus cadáveres fueron encontrados menos de dos horas después de su secuestro por una patrulla francesa que fue informada del rapto, a unos 12 km al este de Kidal.

Después de los hechos, el presidente francés, Fronçois Hollande, junto su homólogo malí, expresaron su repudio ante lo sucedido: "Los asesinatos odiosos cometidos hoy [sábado] en Kidal sólo pueden reforzar la determinación de ambos estados para seguir luchando y para ganar este combate común contra el terrorismo"