El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, visitó ayer las instalaciones de lo que será el futuro Centro Tecnológico del Índice de Precios al Consumidor Nacional urbano (IPCNu). Lo hizo junto con Ana María Edwin, directora del Indec, y Norberto Itzcovich, director técnico del organismo.


Así, por primera vez, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) dejará de procesarse en la histórica sede del Indec, ubicada en Diagonal Sur, que el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno controla desde diciembre de 2006.


Lorenzino destacó que el flamante centro "es un paso más para consolidar el proceso de implementación del IPCNu". "Al marco institucional y a los valiosos recursos humanos, se le incorporará una nueva infraestructura con la tecnología necesaria para el volumen de operaciones y análisis que se requiere. Es una inversión fundamental para un insumo clave en el desarrollo de las políticas públicas y el desarrollo económico", señaló. 

El espacio, ubicado en un edificio que Economía posee en Paseo Colón y Carlos Calvo, fue concebido para que los profesionales y técnicos puedan desarrollar las tareas que vienen realizando junto con expertos de 16 universidades nacionales y 23 provincias, y estará operativo en las próximas semanas.

Los procesos del nuevo indicador nacional involucran la tarea de más de 300 encuestadores en la calle relevando precios diariamente, en más de cien localidades de todo el país, lo que implica una compleja logística y administración de datos. 

El 8 de octubre, con la ratificación por parte del Ministro de Economía de los convenios con Mendoza, Santa Cruz y Río Negro, se completaron los acuerdos con las 23 provincias, las que con sus técnicos de las áreas de estadísticas contribuirán en la ejecución, control y supervisión del proceso. 

Los equipos de Economía y el Indec vienen trabajando a nivel institucional, además de con los departamentos de estadística de las provincias y universidades, con los institutos estadísticos de otros países como China e Italia.

La elaboración de este nuevo IPC se enmarca en las negociaciones que lleva adelante Lorenzino para evitar las sanciones del FMI. El directorio del organismo internacional recibirá el 13 de noviembre el informe que elaboraron los técnicos para analizar si efectivamente hubo avances o no, publica el diario Clarín.

Después de esa fecha, el FMI tendrá que fijar un día para anunciar si levantaron la sanción contra la Argentina (le aplicaron la "tarjeta amarilla"), si decidieron que siga todo igual o si le darán una nueva amonestación, algo que en Economía prácticamente descartan porque se mostraron confiados en que la nueva medición satisfará a la entidad conducida por Christine Lagarde.