NA 162
NA 162

A días de conocerse el revés judicial sufrido por el vicepresidente Amado Boudou, cuando dieron por válidas las pruebas sobre el caso Ciccone –entre ellas, el testimonio de la ex mujer de Alejandro Vandenbroele–, salieron a la luz más denuncias sobre el presunto testaferro.

En diálogo con InfobaeTV, Laura Muñoz aseguró: "Vandenbroele me dijo en persona 'te voy a matar' o 'te voy a meter en un psiquiátrico para que nadie te crea'".

"Era su manera corriente (de manejarse), ya que él sabía que yo iba a hablar" porque "hace meses tenía contacto con tal o cual periodista y ellos venían tras mis pasos", dijo. Explicó, en ese sentido, que hablar con los medios era su defensa: "Fue en defensa propia, me di cuenta del riesgo enorme que corría mi vida y la de mis hijos". "Yo le dije que me daba cuenta de la gravedad en la situación en la cual estaba inmerso y él despechado me dijo que como si yo fuese un perro me iban a encontrar muerta en una acequia".

Sobre el vicepresidente Amado Boudou, Muñoz dijo que "es un mentiroso" porque "no se puede negar una relación donde hay un montón de fundamentos que lo sustentan". Sobre esto, agregó que "es terrible porque es un funcionario público".

Indicó que cuando se enteró que Boudou iba a ser el vicepresidente en funciones por la operación de Cristina Kirchner, le dio "una tristeza profunda porque es una vergüenza".  "Él no tiene amor propio ni dignidad; sabiendo en la causa en la que está inmerso no puede asumir ese rol, no le corresponde".

Muñoz señaló que no cuenta con custodia y advirtió: "En un mes voy a estar viviendo en la calle porque Vandenbroele no se hace cargo de sus deberes alimentarios".

Por otro lado, la mujer se refirió a cómo la corrupción afecta a la sociedad: "Hay gente que ha muerto por esta plata que nos sacaron. Es mucho dinero del pueblo que se esfumó por el beneficio de pocos".

Otra denuncia

Muñoz cargó además contra el diputado de San Juan Daniel Tomas, quien estaba junto al gobernador José Luis  Gioja en el accidente sufrido en el helicóptero. "Me ofreció trabajo, me dijo que era antikirchnerista y terminó en el helicóptero con Gioja, no entiendo cuál era su antikirchnerismo", dijo.

"Empecé a trabajar, encontramos una actividad que yo podía ser de gran ayuda e iba a tener un sueldo extra. Cuando encontró lista para ser reelecto diputado, me dijo 'no te necesito más' y nunca me pagó", cuenta Muñoz.  

La mujer dijo que cuando exigió que le paguen sus horas de trabajo, enviaron "un matón y un abogado" a la casa. "Lo grabé y lo llamé a Tomas y le dije que tenía grabados a los matones, y a los dos minutos me dieron el dinero", dijo.