162
162
 Télam 162
Télam 162

En un partido no apto para supersticiosos, Racing llegó a un "Bosque" plagado de flores amarillas. No fue casual el recibimiento de los "triperos", conociendo las cábalas que tiene Reinaldo Carlos Merlo. Naturalmente, el color ya lo habían aportado los hinchas y la sonrisa cómplice de "Mostaza" sumaba razones para festejar el verdadero folklore del fútbol.

En lo estrictamente deportivo, el que tomó las iniciativas fue la "Academia". Intentando dañar con la velocidad de Luciano Vietto, la agilidad de Valentín Viola y la proyección de Bruno Zuculini, los visitantes eran los que se aproximaban a la apertura del marcador.

Por lo tanto, a través de una pelota parada ejecutada por Rodrigo De Paul, la visita abrió el marcador. Confirmando el axioma que afirma que dos cabezazos en el área son gol, Vietto marcó el 1 a 0, luego de la asistencia de Gastón Campi.

      

Además, la felicidad para los de Avellaneda iba a aumentar cuando el propio Campi estiró la ventaja. Mediante otro balón detenido, en este caso un tiro libre, De Paul envió un centro al segundo palo para que el juvenil deje sin chances a Fernando Monetti.

      

Sin embargo, el suspenso lo aportó Facundo Pereyra. Tras una jugada que se ensució por una serie de rebotes, el delantero pescó un rebote y fusiló a Sebastián Saja. El 2 a 1 generó un final abierto y en el segundo tiempo, el temperamento iba a ser fundamental para el equipo que quisiera quedarse con los tres puntos.

      

Con la inyección anímica del descuento, en el segundo tiempo Gimnasia salió con otra actitud al campo de juego. Un notable remate de Juan Pablo Rodríguez y una mejor respuesta del "Chino" Saja reflejaban las notorias diferencias en el estado de ánimo de los protagonistas. En tanto, la modificación establecida por "Mostaza" confirmaba el mal momento por el que estaba atravesando Racing. El ingreso de Luciano Aued por Rodrigo De Paul replegaba al elenco "albiceleste" contra su propio arco, para apostar por un milagroso contragolpe.

Así mismo, cuando parecía que el aliento del "Lobo" iba a oscurecer el futuro académico, una vez más Vietto llegó a la red. En una exquisita triangulación entre Viola, Villar y el "Pibe", dejó al joven atacante frente a Monetti, para establecer una definición inatajable. El 3 a 1 le daba oxigeno al combinado bonaerense.

      

Con el pitazo final de Mauro Giannini los albicelestes sumaron su segunda victoria en el campeonato, aunque hay que destacar que continuarán en el fondo de la tabla de posiciones, dado que los seis puntos que se le descontarán a Colón, se establecerán al final de la temporada. Igualmente, el triunfo servirá más en el aspecto anímico que en el numérico, ya que el material del plantel de Racing es bueno y con confianza puede volver a los primeros planos del fútbol argentino.