Colón es uno de los clubes que peor presente tiene en la máxima categoría.

Por un lado, en lo deportivo

apostó por Rubén Darío Forestello y lo dejó ir 

por tener una campaña irregular, con victorias y derrotas. En su lugar

está Mario Sciacqua, el técnico interino

que intenta hacer despegar a

un plantel cuestionado por los hinchas,

quienes además

piden la cabeza del Presidente Germán Lerche, hoy con licencia, como así también de toda la Comisión Directiva.

Para esto se han realizado marchas y protestas de todo tipo.


Sin embargo, al conjunto de Santa Fe le siguen complicando el panorama. Ahora, la FIFA le dio la razón al Atlante en el conflicto por el pase de Juan Carlos Falcón en 2007, cuya compra de un 50'% valuada en 600 mil dólares jamás fue abonada. Después de varios años y dos apelaciones perdidas por la entidad argentina, la sentencia quedó firme y hoy fue oficializada por la AFA.


Con estos seis puntos menos, Colón está una unidad por encima de Racing, que es el último con cinco unidades. Sin embargo, el problema del club de Santa Fe es en los promedios, ya que bajará bastante y quedará a solamente cinco puntos de la zona de descenso, con el agregado de que se le pueden acercar aún más en el transcurso de la fecha.


Como si esto no alcanzara, a Colón le llegaría un embargo por parte de Godoy Cruz, que reclamaría 700 mil dólares por el pase de Rubén Ramírez al club. Cabe destacar que "Tito" ya ha quedado afuera del plantel por decisión de Sciacqua, por lo que el "Sabalero" tendrá que abonar esta deuda por un futbolista que no será tenido en cuenta en lo que resta de campeonato.


Esta situación tiene también en la mira de la FIFA a Independiente, por el pase de Leonel Núñez, quien había vuelto del Olympiacos de Grecia, club al que aún se le adeuda parte de la operación. No obstante, la diferencia es que el club de Avellaneda todavía no apeló, mientras que Colón lo hizo en dos ocasiones y no le alcanzó.