EFE
EFE

El Concejo Municipal de la ciudad de Nueva York aprobó una legislación que sube la edad legal para comprar cigarrillos de 18 a 21 años, una medida para desalentar el consumo de tabaco entre las jóvenes.

La iniciativa, que enmienda una norma ya existente en la ciudad, fue adoptada por 35 votos a favor y 10 en contra. Bastaba una mayoría simple de 26 de los 51 miembros para que la enmienda fuese aprobada.

La legislación también establece en 21 años la edad mínima para poder comprar cigarrillos electrónicos.

La comisión de salud del Concejo Municipal había adoptado la medida este martes por 8 votos a favor y ninguno en contra.

La presidente del organismo, Christine Quinn, había justificado la medida en el hecho de que "demasiados fumadores empiezan a adoptar esta costumbre mortal antes de los 21 años".

"Atrasando la edad a partir de la cual nuestros jóvenes tienen acceso a tabaco, disminuimos la probabilidad de que un día comiencen a fumar", había indicado.

Nueva York ya tiene una legislación particularmente dura en materia de tabaco. Desde 2002, cuando asumió el cargo el alcalde Michael Bloomberg, no ha dado respiro a los fumadores con un cóctel efectivo: alzas de impuestos para encarecer el precio del paquete de cigarrillos y prohibición de fumar en oficinas, restaurantes, bares, plazas y playas.