AP 163
AP 163
 Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163
 AFP 163
AFP 163
 Reuters 163
Reuters 163
 AP 163
AP 163
 AP 163
AP 163

El gobierno de Brasil busca dialogar con el movimiento anarquista "Black Bloc" - responsabilizado por la policía de la violencia en las protestas en el país- dijo este martes el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gilberto Carvalho.

"El lenguaje aparente, insisto, aparente (de "Black Bloc"), es de mucha destrucción, de negación. Ahora, necesitamos de alguna forma de tender un puente. Estamos buscando con mucha fuerza ese diálogo para encontrar una salida eficaz", dijo Carvalho a la prensa.

El ministro explicó que con la represión no van a resolver el problema en profundidad. Consideró que una de las mayores dificultades para lograr ese encuentro es que el movimiento carece de interlocutores.

En tanto, el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, conversó este martes con los secretarios de Seguridad de Río de Janeiro y San Pablo -donde ocurre la mayor cantidad de protestas- para discutir una acción conjunta contra la violencia en las manifestaciones. Acordaron continuar con las reuniones, informó el ministerio en su portal de internet.

Vestidos de negro, enmascarados, con un pañuelo o una camiseta envuelta en la cabeza y moviéndose en masa, los "Black Bloc" han irrumpido en las manifestaciones callejeras en Brasil, donde llaman la atención por la violencia de sus acciones.

El pasado viernes, en San Pablo, un grupo de ellos agredió a un coronel policial, durante una protesta que se inició pacífica y que fue convocada para exigir mejoras en el transporte público. La Policía Militar calificó a los agresores de "criminales disfrazados de manifestantes", y detuvo a 92 personas, a las que responsabilizó también de diversos destrozos.

La propia presidente Dilma Rousseff consideró el hecho como una "barbarie antidemocrática" y exigió sanciones.

Durante la Copa Confederaciones de fútbol, en junio pasado, un millón de personas salió a las calles en todo Brasil reclamando por los millonarios gastos para el Mundial 2014, rechazando los casos de corrupción que involucraban a autoridades y exigiendo mejoras en salud y educación.

Protestas de mucha menor intensidad, protagonizadas en general por grupos radicales, tienen lugar desde entonces en Río y San Pablo, y por lo general terminan en violencia, en donde la participación de los "Black Bloc" es denunciada por las autoridades.

Los "Black Bloc" o Bloque negro, surgieron en 1980 en Alemania, y parten de un movimiento que se distinguía de la extrema izquierda por su autonomía de las instituciones o partidos políticos.

En 1999, al margen de la Cumbre de la OMC en Seattle, adquirieron su notoriedad, realizando ocupaciones y grandes manifestaciones violentas.