Gentileza: minci.gob.ve 163
Gentileza: minci.gob.ve 163

La iniciativa será entregada a la Asamblea Nacional (AN) y allí se plantea contratar una deuda por 37.200 millones de bolívares venezolanos (equivalente a 5.904 millones de dólares estadounidenses según la cotización oficial) para realizar 23 proyectos en el área del Ministerio de Defensa, informó El Nacional. El monto corresponde a la inversión militar, la adquisición de aeronaves y buques, el mantenimiento y fortalecimiento operativo de los equipos.

Los planes están contemplados en la Ley especial de endeudamiento anual 2014. La cifra es muy superior a lo fijado para 2013, cuando se solicitó la aprobación para endeudarse por 16.000 millones de bolívares (2.539 millones de dólares), mediante un convenio con el Vnesheconombank, que es el banco de desarrollo y asuntos económicos exteriores de Rusia, con el objetivo de adquirir armamento.

Entre los motivos, aclaran que "se pretende incrementar la capacidad defensiva del país con la consolidación en la redistribución territorial de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana". En ese contexto, para el próximo año se proyectan 2.491 operaciones militares por parte de dicha fuerza.

Crisis económica y gasto militar

El ex ministro de la Defensa, el general retirado Fernando Ochoa Antich, dijo no conocer la situación actual de la logística en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, pero cree que no es el momento de adquirir más deuda, teniendo en cuenta la crisis económica que sufre el país.

Para él, si bien es importante el fortalecimiento de la Armada Bolivariana, no cree conveniente incrementar "el exagerado gasto público" que, a su juicio, aumenta la inflación

Por su parte, el partido opositor de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió un comunicado advirtiendo sobre el incumplimiento de las metas presupuestarias fijadas por el Gobierno para 2013.

"Actualmente la economía se encuentra literalmente a la deriva, sin una orientación clara acerca de hacia dónde se dirige la actividad económica al faltar lineamientos claros que tracen un rumbo preciso conforme a un plan de desarrollo nacional. Una evaluación de los principios esenciales de la ley de presupuesto de 2014 indica que si se cumpliese su principal supuesto, referido al precio de 60 dólares por barril de petróleo, vendría una catástrofe económica social en Venezuela", indican.

La MUD cree irrealizable e irresponsable la meta sobre el crecimiento del PIB entre 4,0% y 6,0%. "En cuanto a la tasa de inflación, se espera que 2013 cierre con un índice de  de aproximadamente 50,0%. Con una devaluación como la que se anticipa, la caída en los niveles de producción de alimentos y la continuación del financiamiento monetario por parte del Banco Central de Venezuela para financiar el déficit fiscal, es claro que la meta de inflación cifrada entre 26,0% y 28,0% luce francamente subestimada", señalaron.