AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

Los elogios dedicados por Obama al gobierno de Letta, a quien felicitó también por haber ganado un reciente voto de confianza en el Parlamento y por la presentación de una ley de estabilidad presupuestaria, fueron más allá del tema central de la lucha a la crisis económica, confirmando una plena coincidencia de posiciones en el frente de la defensa y la paz.

Al término de la primera visita del jefe de gobierno italiano a la Casa Blanca, Obama aplaudió, en particular, el rol desempeñado por Roma en Libia, Siria y contra el terrorismo.

Una nota difundida por la Casa Blanca recordó cómo Italia hospeda a más de 30.000 empleados de las fuerzas armadas de los EEUU, entre militares y civiles y sus familias en las bases de toda Italia. Una presencia que es crucial en la protección del personal y las estructuras estadounidenses en el norte de África, en particular en tiempos como estos de mayor inestabilidad.

"Junto a los Estados Unidos, el Reino Unido y Turquía, Italia desempeña un rol de guía en la asistencia a Libia en sus esfuerzos de recuperación de la seguridad y de reconstrucción de sus instituciones", subrayó la Casa Blanca.

Más tarde, Letta, quien además de reunirse en el Despacho Oval con Obama mantuvo un almuerzo de trabajo a puerta cerrada con el presidente y el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, destacó que habló de las acciones para estabilizar el área con el secretario de Estado, John Kerry.

Se trata, según dijo, de un proceso necesario si se quiere evitar vivir otras tragedias como el reciente naufragio ante las costas de Lampedusa de una embarcación llena de inmigrantes.

Obama también dedicó elogios a la dirección correcta que ha tomado el país para ser más competitivo y estabilizar sus finanzas con las reformas emprendidas. Letta, por su parte, felicitó a Obama por el éxito en su pulseada sobre la deuda, logrando evitar que el país entrase en default.

"No podría estar más impresionado por la integridad, la lucidez y el liderazgo del premier italiano", indicó Obama. Ambos hablaron también de la importancia del crecimiento y de la reducción del desempleo, especialmente entre los jóvenes.

Obama expresó su auspicio de poder trabajar con Letta, quien asumirá la presidencia de turno de la Unión europea en el segundo semestre del año próximo. "Si a Europa le va bien, a nosotros nos va a ir también bien", indicó el presidente estadounidense.