El Senado aprobó el Presupuesto 2014 y un paquete de leyes clave con críticas de la oposición

El oficialismo en la Cámara alta consiguió por 40 votos a favor, y 27 en contra, sancionar el plan de gastos y recursos para el próximo año. Por la misma cantidad de votos también logró prorrogar los impuestos a los cigarrillos, al cheque y la emergencia económica. Los bloques disidentes marcaron fuertes cuestionamientos 

  162
162
  162
162
  162
162
  162
162
  162
162
  162
162

Tras once horas de debate, la Cámara de Senadores convirtió en ley el paquete de proyectos económicos clave que incluye el Presupuesto 2014, la extensión de los impuestos que vencen a fin de año (al cheque, a los cigarrillos,  de capital sobre las cooperativas y de monotributo) y la prórroga de la emergencia económica, todos por el término de 24 meses.


Las iniciativas fueron sancionadas con el respaldo del oficialismo y sus aliados, mientras que la oposición se pronunció con un fuerte rechazo a las propuestas del kirchnerismo, en especial al proyecto del Presupuesto y a la emergencia económica, vigente desde el 6 de enero de 2002.


A las 12:15 de ayer, el oficialismo logró quórum para empezar a debatir el Presupuesto 2014, que llegó con media sanción de la Cámara de Diputados.


Emergencia económica

La iniciativa oficial fue aprobada por 40 votos afirmativos contra 27 negativos y, de esta manera, la presidente Cristina Kirchner completará sus dos gestiones al frente del gobierno en el marco de emergencia económica.


Esta es la octava prórroga de la Emergencia desde que se puso en vigencia el 6 de enero de 2002, que se inauguró durante la gestión del presidente Eduardo Duhalde, quien asumió el gobierno tras la caída de Fernando de la Rúa y una fuerte crisis institucional. 

El proyecto oficial "declara la emergencia pública en materia social, económica, administrativa, financiera y cambiaria, delegando al Poder Ejecutivo nacional las facultades legales comprendidas hasta el 31 de diciembre de 2015".


La norma venció en diciembre de 2004 pero fue renovada anualmente en cinco oportunidades y por dos años en otras dos ocasiones, por lo que, con la aprobación del proyecto, cumplirá 14 años y caducará el 31 de diciembre de 2015.


Desde el radicalismo, la senadora mendocina Laura Montero transmitió la oposición de su bloque a la prórroga al advertir que "hay un sinceramiento que debe hacerse" si se quiere "un país con desarrollo, con inclusión, con generación de empleo", no son "los mismos instrumentos de hay que generar con un país que se mira a corto plazo".


El puntano Rodríguez Saá (Compromiso Federal) no sólo se manifestó en contra de la iniciativa oficial sino que además se refirió con ironía a la "década ganada", una frase de la que se sirvió la presidenta Cristina Fernández para defender la gestión del kirchnerismo.


"¿Es la década ganada o estamos en emergencia? Termínenla con la emergencia! Ese es un instrumento de funcionarios mediocres", aseveró Rodríguez Saá, quien cuestionó la "falta de calidad institucional y de transparencia" con esta política.


La peronista disidente salteña Sonia Escudero aseveró que "un país que vive en emergencia es un obstáculo para que lleguen nuevas inversiones que generen empleo" y utilizó similares argumentos respecto a la contradicción de hablar de década ganada por parte del oficialismo.


El senador kirchnerista Juan Irrazábal, quien votó a favor del paquete económico enviado por el gobierno, admitió que "hubiera querido que no se prorrogue la emergencia".