Lanús-River tuvo un escandaloso final con "Teo" como protagonista

 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162

Iban 44 minutos de un partido en el que River había soportado el asedio de un Lanús que se mostró más predispuesto a la búsqueda de tres puntos clave en la pelea por el campeonato pero una polémica acción del colombiano Teófilo Gutiérrez derivó en el gol del triunfo "Millonario" que lo dejó a seis puntos del líder, Newell's, y en un final lleno de bronca para el "Granate", que con la derrota quedó a siete de la cima.

El minuto a minuto del escandaloso final:

'42:40: el defensor de Lanús Maxi Velázquez golpea a Augusto Solari dentro del área luego de un intento del delantero por recuperar una pelota en ataque. Era penal para River que no fue advertido ni por el línea Damián Espinoza ni por el árbitro Pablo Díaz.

'42:47: "Teo" Gutiérrez reacciona primero con un golpe en la cara y luego con una patada sobre Paolo Goltz en una salida del defensor con la pelota dominada. Díaz tampoco advirtió la acción del colombiano. El defensor reclama airadamente ante el línea, quien ignora la jugada.

'43:04: Ante la falta de reacción de los árbitros Goltz reacciona contra Gabriel Mercado en la siguiente jugada y provoca una dura falta sobre el lateral de River por la que sólo recibió la tarjeta amarilla.

'43:14: Todo Lanús se va encima del árbitro Díaz y éste amonesta al arquero Agustín Marchesín y al delantero Santiago Silva.

'44: River marca el 1-0 definitivo tras el tiro libre de Osmar Ferreyra y el rebote de Marchesín que encontró bien parado a Mercado, quien de cabeza estableció el único tanto del partido.

'44:37: Durante el festejo del gol de River, Guillermo Barros Schelotto reacciona contra el árbitro (le gritó "ladrón") y también protesta Leandro Somoza, otro que entró en el juego de "Teo" Gutiérrez.

'45: El árbitro Díaz expulsó a los mellizos Barros Schelotto por la continuidad en la protesta.

'3:35 (adicional): Diego González le pega una fuerte patada a "Teo" sobre un córner y el árbitro decidió apenas amonestarlo, cuando merecía la expulsión.

Terminado el partido, Paolo Goltz lamentó la derrota que dejó a Lanús lejos de la cima y definió la tarea de la terna arbitral como "una vergüenza".