El Gobierno desplazó a LAN del sector más grande de check-in

Ayer se estableció una nueva distribución de espacios en la terminal porteña, donde la aerolínea chilena se vio afectada. El cambio se produce luego del conflicto por el uso del hangar

 Télam 162
Télam 162
  162
162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162

En lo que se puede intepretar como otro coletazo de una relación conflictiva, el gobierno nacional oficializó ayer la quita de la Terminal A a la aerolínea LAN, la más importante dentro de la arquitectura del Aeroparque Jorge Newbery. Se trata de una zona de check-in de privilegio, la cual pasará a ser utilizada por Aerolíneas Argentinas.


La readecuación de los espacios de la terminal porteña se produce en el marco del plan de reformas que se realizan en el establecimiento, y donde se agregarán 18 nuevos puestos de atención al público, sumándose de esa manera a los 45 mostradores existentes en el Sector A.


Según el diario El Cronista Comercial, durante los primeros días de octubre se inaugurará la tercera etapa de obras, que consiste en el inicio de la refacción de la Terminal B. Ese sector será el último destino donde LAN Argentina desarrollará sus actividades, que se concretará antes de fin de año.


El presidente de Aeropuertos Argentina 2000, Rafael Bielsa, ayer explicó a las compañías aéreas las diferentes etapas y pasos de la mudanza. Es decir, de qué manera se ejecutará el plan provisorio de operaciones, hasta que queden finalizadas las obras en la Terminal B.


En el acta que se firmó al concluir la reunión, LAN ocupará por tiempo limitado el sector más importante de la estación aeroportuaria, lo mismo que la brasileña TAM, que está fusionada con la firma chilena en una escala mundial.


De acuerdo al plan definitivo, Aerolíneas Argentinas trabajará en los 32 puestos de atención de pasajeros de la Terminal A, en tanto que los restantes serán operados por GOL, SOL, Aero Handling (responsable del transporte de pasajeros de Aerolíneas y su equipaje) e Intercargo (la proveedora del mismo servicio para el resto de las firmas).


La aerolínea LAN, por su parte, manejará alrededor de 22 puestos de check-in. En términos operativos, la nueva distribución no es per se perjudicial para la multinacional, ya que se trata de un espacio amplio. Sin embargo, se trata de un lugar de exposición no dominante, a diferencia de lo que ocurría antes.


La intención de modificar las áreas de atención al público fue impulsada por la propia Cámara de Compañías Aéreas (Jurca). Tras ser elevada a las autoridades, sufrió algunas modificaciones por parte del Gobierno.