AP 163
AP 163

"Acudimos a los tribunales internacionales. Queremos que declaren la obligación que tiene la República de Chile de negociar un acceso soberano al océano pacífico", explicó Evo Morales. De todas formas, afirmó que se trata de una muestra de respecto a los mecanismos internacionales. "No saben cuánto daño nos hicieron económicamente a las antiguas y futuras generaciones. Bolivia, nación con mar", agregó.

El conflicto se remonta a fines del siglo XIX, cuando al perder la Guerra del Pacífico, que emprendió junto a Perú contra el país vecino de ambos, Bolivia se quedó sin la porción del territorio que limitaba con el océano Pacífico.

A lo largo de la historia, La Paz y Santiago encararon varias negociaciones sobre la demanda boliviana sin resultados. En 2006, los gobiernos de Michelle Bachelet y de Morales acordaron incluir, en una agenda de 13 puntos, el tema mar; sin embargo, hasta el momento no hubo -según el Gobierno- propuestas de solución. "La política de los distintos gobiernos de Chile es dilatar, dilatar y dilatar", afirma ante cada tribuna el presidente boliviano.

El mandatario boliviano, además, volvió a pedir que se traslade la sede de las Naciones Unidas."Es importante (...) plantear cómo cambiar la sede de las Naciones Unidas. La sede debe ser en un territorio, en un Estado, donde se han ratificado todos los tratados de las Naciones Unidas", señaló Morales, luego del último incidente entre Venezuela y Estados Unidos, que motivó el miércoles la ausencia de Maduro en Nueva York.

Maduro tenía previsto hablar durante la jornada en la Asamblea General, pero no viajó, tras una polémica con Estados Unidos por el uso del espacio aéreo norteamericano para una reciente visita a China y el otorgamiento de visado para la delegación venezolana que debía asistir a la cita en la ONU.

"¿Cómo podemos estar seguros en una reunión de las Naciones Unidas acá en Nueva York? Quizás no todos, pero algunos que no compartimos con el imperialismo y el capitalismo nos sentimos totalmente inseguros", afirmó Morales al referirse al problema de su aliado Maduro, a quien le expresó su "solidaridad".

"Aquí no se garantizan visas, no se garantizan sobrevuelos. Estamos amenazados, amedrentados y chantajeados con las visas", afirmó, señalando que Estados Unidos "nunca ha ratificado tratados relacionados con derechos humanos".