El déficit comercial del sector energético se elevó a u$s1.199 millones en agosto

Por segundo mes consecutivo se contrajo el excedente del intercambio comercial argentino, El Indec informó un superávit de u$s568 millones, representó una disminución de 59% con respecto a un año atrás. Se explica con creces en la cáida de las exportaciones de combustibles y energía y la duplicación de las compras de combustibles y lubricantes

 AFP 162
AFP 162

En términos agregados el Indec dio cuenta de un virtual estancamiento de las exportaciones globales, apenas crecieron 0,4% a u$s7.735 millones, pese a que se vendieron más granos y oleaginosas, junto a sus manufacturas y en menor medida de bienes industriales. Sólo desentonó la contracción de las ventas al resto del mundo de combustibles y energía en 37,6 por ciento.

Por el contrario, pese a la persistencia del cepo cambiario, las importaciones globales se incrementaron 13,5%, a u$s7.167 millones, aunque estuvieron claramente determinadas por la singular demanda del sector energético: se elevaron 103,4% a u$s1.548 millones, ante las limitaciones de la oferta nacional para satisfacer las crecientes necesidades del consumo interno por parte de las familias y empresas.

La agudización de las carencias de divisas, porque el Banco Central se ha concentrado en gastar el excedente que aporta el intercambio comercial a pagar deuda pública en divisas, porque pese a la presión tributaria récord Hacienda no logra ahorros para honrar los vencimientos, llevaron a intensificar en agosto las demoras en la aprobación de las declaraciones juradas de necesidades de importación de insumos claves para la producción industrial y también para invertir en máquinas y equipos.

La magnitud del déficit energético alcanzó en agosto a u$s1.199 millones  y fue equivalente a más de u$s14.000 millones, anualizado.

El rojo energético anualizado supera u$s14.000 millones

Deterioro de los precios del intercambio

El mayor valor exportado con respecto al mismo mes del año anterior resultó por un incremento de las cantidades 5%, ya que los precios disminuyeron 4%, indicó el Indec. En cambio, del lado de las compras, el factor determinante del incremento fue el salto de las cotizaciones en 12%, ya que las cantidades ponderadas crecieron sólo uno por ciento.

Se espera que a partir de la continuidad del programa de estímulo monetario de la Reserva Federal de los EEUU, los precios de las materias primas que más exporta la Argentina tiendan a recortar las pérdidas de los últimos meses, en tanto, al disiparse el riesgo de un conflicto bélico en Siria, el petróleo pierda parte de la suba reciente.

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal de EEUU AP 162
Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal de EEUU AP 162

En los ocho primeros meses de 2013 la balanza comercial fue superavitaria en u$s6.292 millones, y disminuyó 32% con respecto a igual período del año anterior, al subir las exportaciones apenas 4%, a u$s56.484 millones, mientras que las importaciones se expandieron 12%, al equivalente a u$s50.192 millones.

En ese período, el desequilibrio energético ascendió de 2.429 a 5.410 millones de dólares, y explicó dos tercios de la pérdida de capacidad de la economía argentina de generar excedentes de divisas por la vía de intercambio comercial.

El comercio con el Mercosur, incluida Venezuela -principal socio comercial-, concentró 23% de las exportaciones argentinas, y 29% de las compras realizadas al exterior.