El "pongui pongui" de Moreno

El periodista Jorge Lanata mostró en su programa un audio donde se lo escucha al secretario de Comercio Interior presionando a empresarios para que pongan plata para un festival solidario por los damnificados de las inundaciones en La Plata. Esos fondos nunca llegaron

"Moreno obligó a los empresarios a poner plata para los damnificados de La Plata", así arrancó su editorial de Periodismo Para Todos (PPT) Jorge Lanata. Se refería al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

El periodista mostró un video con un audio en el que el funcionario kirchnerista le dice a los dueños de empresas que tienen una cuenta para "el pongui pongui". En su introducción, Lanata anticipaba que tenía los testimonios del Secretario cuando hablaba con ellos y finalmente pasó el audio.

"Vamos a empezar un festival solidario en Tecnópolis, con artistas populares... Entre los empresarios está circulando un número de cuenta para hacer el 'pongui pongui';  y el 'pongui pongui' es de verdad, porque amor con amor se paga", sostiene Moreno en el audio que se escuchó en PPT.

Pero qué es el 'pongui pongui'. Se refiere a una cuenta bancaria donde los empresarios debían derivar "fondos solidarios" para ayudar a los damnificados por las inundaciones de La Plata a principios de abril.

Moreno, un hombre muy rico para las metáforas, explica en el audio que la plata va a estar auditada por la SIGEN (Sindicatura General de la Nación), que es la auditoria de la Presidente por la Auditoría General de la Nación (AGN), que es la auditoría de la oposición".

Antes de concluir su reunión, el funcionario quiso asegurarse que los empresarios habían entendido el mensaje: "Ninguna duda sobre el aporte solidario, ¿no?" -"¡No!", respondieron- "eso es lo que más me gusta... ninguna duda", ironizó. Y agrega: "¿Todos tienen el número de cuenta donde tienen que hacer el aporte?", le preguntó a los empresarios antes de retirarse.

El audio deja en evidencia las presiones de Moreno sobre empresarios, en este caso para juntar fondos para un evento musical, que nunca llegó a su destino, los damnificados por las fatales lluvias que se registraron entre el pasado 2 y 3 de abril.