El ex juez español Baltasar Garzón, quien saltó a la fama mundial por promover el arresto contra el dictador chileno Augusto Pinochet, sufrió un escrache por parte de militantes de la agrupación vasca Euskal Herriaten Lagunak (EHL), quienes impidieron el desarrollo normal de la charla que también contaba con la presencia del filósofo K Ernesto Laclau y el diputado oficialista Remo Carlotto.

El encuentro, organizado por la Facultad de Filosofía y Letras en la sede de Puan bajo el título de "Derechos humanos y procesos de emancipación: la construcción latinoamericana del presente", fue frustrado por un grupo de simpatizantes proetarras, quienes llamaron a Garzón "opresor" y torturador", acusándolo de ser responsable de los supuestos apremios ilegales sufridos por miembros de la organización terrorista ETA que fueron apresados durante los últimos años.

"Libertad para el pueblo vasco" y "Libertad a los presos por luchar", eran algunas de las consignas que gritaron los manifestantes, que llevaban ikurriñas (bandera oficial del País Vasco) y pancartas en reivindicación de la violenta lucha independentista que ya lleva más de 50 años.

Garzón fue uno de los principales abanderados de la lucha contra la agrupación terrorista durante sus años como magistrado de la audiencia nacional de España, llevando adelante una masiva investigación que asestó duros golpes a la organización nacionalista, como la prohibición de Batasuna, brazo político de la ETA, y la detención de buena parte de su cúpula.

Ante la situación, el ex juez decidió cancelar su participación en el panel y retirarse del lugar. Los organizadores del evento no informaron aún si repogramarían el encuentro, en el que estaba previsto que Garzón recibiera el documento institucional por el cual el Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras  lo declaraba Visitante Ilustre.