EFE 163
EFE 163

La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, finalmente decidió no realizar la visita de Estado que estaba prevista para el 23 de octubre a Washington, en una clara señal de descontento tras los espionajes llevados a cabo por agencias de inteligencia norteamericanas en Brasil.

"No están dadas las condiciones para la realización de la visita en la fecha anteriormente acordada", dijo el Palacio do Planalto en una declaración.

"Los dos presidentes decidieron postergar la visita de Estado, pues los resultados no deben quedar condicionados a un tema cuya solución satisfactoria para Brasil todavía no se ha alcanzado", añadió.

La mandataria recibió el lunes una llamada del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien intentó convencerla de que revea su postura. Sin embargo, eso no fue suficiente.

El vocero del gobierno brasileño, Thomas Traumann, no proporcionó detalles de la conversación, pero informó que el diálogo telefónico se extendió por 20 minutos y que la gobernante estuvo acompañada por su canciller, Luiz Alberto Figueiredo.

Rousseff se reunió con Figueiredo en la tarde del lunes para que le informara de los resultados de su viaje la semana pasada a Washington para recabar información sobre las denuncias de espionaje.

Durante su viaje, el canciller brasileño mantuvo una serie de reuniones, una de ellas con la asesora de seguridad nacional estadounidense, Susan Rice.

Rousseff habló sobre el supuesto espionaje con Obama en San Petersburgo, al margen de la cumbre del G-20, donde participaron a principios de septiembre. Según la gobernante, el presidente estadounidense se comprometió en ese momento a dar una respuesta sobre el tema.

La presidente brasileña viajará en los próximos días a Nueva York para la Asamblea General de las Naciones Unidas. Según declaró la mandataria más temprano el lunes a medios locales, en su discurso, destacará la necesidad de mantener la neutralidad de la red mundial de computadores y la prohibición de usar internet para aspectos de espionaje.

Explicó que ya el presidente Obama fue informado del tenor de su discurso.