El Real Madrid no pudo superar al Villarreal y sólo pudo rescatar un empate 2 a 2 en condición de visitante. De este modo, el Barcelona, que le ganó agónicamente  al Sevilla por 3 a 2 y el Atlético del "Cholo" Simeone, que derrotó al Almería por 4 a 2 pasan a ser líderes en solitario de la liga española.

En el último partido de los dos grandes de España antes de su estreno en la Liga de Campeones, tanto Barcelona como Real Madrid demostraron que aún no están en su mejor momento.

Sin embargo, mientras al club azulgrana lo salvó el gol del chileno Alexis Sánchez en el cuarto minuto de descuento, el Real Madrid no tuvo suficiente carácter con el galés Gareth Bale, último "galáctico" fichado a golpe de talonario (por unos 100 millones de euros), y ya perdió dos puntos en la competición.

Es más, el Villarreal mereció más ante un Real Madrid vulnerable, ya que Diego López fue una de las figuras de la noche mostrando porqué le quitó el lugar a Iker Casillas.

Cani adelantó a los locales en el minuto 21, pero Bale empató para los blancos poco antes del descanso (38), al rematar un centro desde la derecha de Dani Carvajal.

Ya en la segunda parte, y pese al mejor juego del "Submarino Amarillo", el Real Madrid se colocó por delante con un remate afortunado de Cristiano Ronaldo, que acabó en la red tras un rebote (64).

El Real Madrid acabó pagando su endeblez defensiva, cuando el mexicano Giovanni dos Santos marcó el definitivo 2 a 2. Con el empate, ambos equipos llegaron a los diez puntos, mantienen el invicto y se ubican a dos unidades de los líderes.