163
163

Para Carlos Santana la música siempre ha sido un llamado. Idolatraba a su padre mariachi cuando era niño en un pueblo remoto de México y después creció con la generación de Woodstock tras inmigrar a San Francisco.

Ahora el músico legendario estará acompañado por otras luminarias que recibirán el mayor reconocimiento de los Estados Unidos por su influencia en la cultura a través de sus artes. Santana es uno de los cinco agasajados que recibirán la medalla del Centro Kennedy.

Los otros artistas reconocidos, que se anunciaron el jueves, son el músico Billy Joel, el jazzista Herbie Hancock, la estrella de la ópera Martina Arroyo, de padre puertorriqueño, y la actriz Shirley MacLaine.

Otro grupo selecto de artistas los agasajará en un concierto de gala el 8 de diciembre, que será transmitido el 29 del mismo mes en CBS.

Como inmigrante mexicano, Santana es único entre los artistas que han recibido el premio cultural. Comenzó a aprender inglés viendo televisión estadounidense en Tijuana, México, y comenzó a tocar la guitarra después de escuchar blues y rock and roll en el radio.

En una entrevista, Santana, de 66 años, dijo que estaba agradecido de recibir el reconocimiento cuya ceremonia había visto por años con su familia en televisión.

      

"Supongo que la gente entiende que Santana no es sólo un guitarrista mexicano. Mi motivación es estimular la conciencia universal", expresó el artista. "Crecí con la generación de Woodstock y Bob Marley, 'One Love', e 'Imagine', John Lennon. Yo soy uno de ellos, y no hacemos lo que hacemos con fines comerciales o para ser populares o lindos. Para nosotros no es entretenimiento ni la industria del espectáculo. Para nosotros, es un llamado".

Santana agregó que su carrera musical se ha caracterizado por unir culturas, usando sonidos de África, América Latina y los indígenas de América, así como rock, jazz y blues para crear algo nuevo.

El año pasado, la Fundación Hispana Nacional para las Artes se quejó de que el Centro Kennedy ha excluido por años a los latinos. De los más de 180 ganadores, sólo dos han sido hispanos (el español Plácido Domingo y la actriz de ascendencia puertorriqueña Chita Rivera), dijo el grupo.

Las críticas llevaron a una revisión del proceso de selección este año, que incluyó la solicitud de nominaciones por parte del público, y un nuevo comité de artistas y funcionarios ayudó a reducir la lista de homenajeados potenciales. Santana había sido un contendiente fuerte en los últimos años por su trayectoria, dijo el productor de la premiación George Stevens Jr.

      

El guitarrista, que en 2000 arrasó con nueve premios en los Grammy con su álbum "Supernatural", dijo que más instituciones famosas deberían reconocer a los artistas latinos.

En diciembre, el presidente Barack Obama recibirá a los agasajados en la Casa Blanca, y el secretario de Estado John Kerry les ofrecerá una cena en el Departamento de Estado.