Por la cancelación del Bonar VII las reservas del Banco Central cayeron u$s1.300 millones

Se trató del vencimiento de deuda más elevado del año. Los activos de la entidad disminuyeron más de u$s8.000 millones en el transcurso de 2013, hasta los actuales 35.231 millones de dólares

  162
162
 NA 162
NA 162

Tal como estaba previsto, la cancelación total de capital e intereses del Bonar VII (AS13) representó la caída más importante que registraron las reservas del Banco Central, entidad que con sus activos líquidos afronta los pagos de deuda a cuenta del Tesoro nacional, a partir de la extensión de esta facultad dispuesta por la reforma de la Carta Orgánica del BCRA de 2012.

El pago del Bonar VII insumió u$s2.070 millones este jueves, los cuales fueron depositados en la Caja de Valores para que los tenedores del título puedan retirar estos fondos en efectivo e incluso girarlos al exterior. No obstante, dado que un volumen importante de estos papeles se encontraba en manos de organismos descentralizados e inversores institucionales, sólo poco más de la mitad de los fondos fueron retirados del sistema financiero y, por lo tanto, dejaron de contabilizarse dentro de las reservas del BCRA, que incluye a las colocaciones en entidades financieras dentro de sus activos, en concepto de encajes.

Las reservas perdieron un 33% desde el récord de u$s52.654 millones de 2011

Así, las reservas del BCRA restaron 3,6% u$s1.307 millones, para situarse en u$s35.231 millones, el nivel más bajo desde el 3 de marzo de 2007. En el año, las divisas en manos de la entidad cedieron u$s8.059 millones, un 18,6 por ciento.

El 2013 se consolida como el año de pérdida más cuantiosa de reservas desde la salida de la convertibilidad. A falta de tres meses y medio para concluirse el año, más que duplica el drenaje de divisas que se registró durante todo 2012, de 3.086 millones de dólares. En 2001, durante la crisis del gobierno de la Alianza, los activos de la entidad perdieron u$s19.359 millones (desde los u$s34.591 millones del 2 de enero a u$s15.232 millones el 31 de diciembre), en un escenario de acelerada fuga de capitales y recesión económica.

El 26 de enero de 2011 las reservas llegaron a un máximo histórico de 52.654 millones de dólares. Desde entonces, disminuyeron en un tercio o 17.423 millones.

"Es imposible pensar un Banco Central que pueda ser indefinidamente el único prestamista del Tesoro para financiar gasto público corriente -mediante emisión de pesos- y el pago de la deuda pública, con la utilización de reservas internacionales", sintetizó Juan Pablo Ronderos, economista gerente de Desarrollo de Negocios de la consultora abeceb.com.

El Presupuesto 2014 prevé pagar casi u$s10 mil millones de deuda con reservas

La utilización de reservas para cancelar deuda tendrá continuidad el año próximo. El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, confirmó este jueves que el Gobierno tomará unos u$s9.855 millones de los activos del Banco Central para cancelar deudas en moneda extranjera, según consigna el proyecto de Presupuesto 2014. Este año aún resta el pago de unos u$s470 millones por vencimientos de los bonos Discount, Par y Bonar 19.

Al respecto, el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, resaltó durante la presentación de la ley de Presupuesto que los pagos de deuda "se han venido realizando y se realizarán con total normalidad" y criticó las "afirmaciones de que Argentina tiene problemas de deuda, cuando no hay ningún tipo de sensación negativa respecto de la capacidad de pago".

El pago de deuda externa con acreedores privados y organismos internacionales, el retiro de depósitos en moneda extranjera, la devolución de préstamos internacionales y la caída del precio del oro, erosionan el nivel de los activos. En este aspecto, la caída de 2,5% que experimentó este jueves el precio del metal significó una pérdida de unos 60 millones de dólares.

Asimismo "el gasto en

turismo, en importaciones energéticas

y el pago de la deuda pública y privada explican gran parte de este deterioro. Y la tendencia no parece detenerse, lo que enciende una luz de alarma importante en este frente", indicó Juan Pablo Ronderos.