Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Presidencia de la Nación 162
Presidencia de la Nación 162

El gobierno argentino, a través del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, presentó este miércoles un nuevo escrito ante la Corte Suprema de Justicia de EEUU. El abogado Jonathan Blackman, que representa al país, volvió a arremeter con las consecuencias de no rever el caso.


En una parte del paper, dejan en claro lo que podría pasar. "Este caso merece que la Corte lo tome a revisión por el impacto destructivo sobre la nación y el pueblo de la Argentina, los 75.000 millones en deuda reestructurada, y los procesos de reestructuraciones hacia adelante".


El escrito del país viene como respuesta al paper que envió el grupo de holdouts liderado por Paul Singer de Elliott Management con el fin de trabar el pedido argentino ante la Corte Suprema. En esta ocasión, los abogados del país volvieron a agitar fantasmas de un default. 

Dicen que los fallos hacen que peligren pagos de la deuda que ya se está abonando por u$s24.000 millones, a menos que se cancelen 1.300 millones a los fondos buitre. "Pero la Argentina quedará expuesta a nuevas demandas por 15.000 millones", alertan.

      Embed

"Que los funcionarios del Gobierno estén mostrando preocupación por esta situación no significa que se esté desafiando. La Argentina ha estado cumpliendo los fallos de las cortes y es de vital interés tener la atención de la Corte", agregan en el escrito.

En otro pasaje, también le remarcan a la Corte que para "los Estados Unidos estos temas son críticos ya que enviaron dos escritos" apoyando la posición del país en instancias menores. 

Lo que no dicen los abogados del país es que en el último tiempo, el gobierno de Barack Obama desestimó la ayuda. De hecho, no quiso que el tema de los fondos buitre estuviera en discusión en el G20 y tampoco elevó a la Corte una recomendación para que se revea el caso argentino.

Sea como fuese, este nuevo escrito de la Argentina será el último ante la Corte, por lo menos sobre esta demanda del "pari passu". Ya los holdouts no pueden seguir respondiendo a los dichos de Cleary Gottlieb. 

Lo único que queda es que el 30 de septiembre, con las cartas sobre la mesa, los nueve miembros del máximo tribunal decidan si la batalla de la Argentina contra los holdouts amerita su tiempo. Toda una incógnita.