Así reaccionaron los mercados en los últimos lanzamientos de Apple

 AFP 162
AFP 162

El mercado respondió al lanzamiento del iphone 5C, de bajo costo y el iphone 5S el más avanzado de la línea, por parte de Tim Cook, CEO de Apple, quien disparó: "Vamos a reemplazar el iphone con dos teléfonos", con un viejo axioma: "compró con el rumor y vendió con la noticia", sólo al momento del anuncio de un nuevo producto enfocado al segmento de menor precio, los inversores bursátiles festejaron con un transitorio repunte de la cotización a poco más de u$s507 por acción, pero sin afectar la tendencia moderadamente bajista del día.

El papel en el Nasdaq abrió con leve baja a un rango de u$s505 por unidad, subió hasta 507 y cayó a u$s489,50 media hora después de que Tim Cook presentara las nuevas versiones del iphone. Luego rebotó hasta 499, pero cedió al cierre a u$s494,64 por acción. Cayó 2,28 por ciento respecto del cierre previo.

En los últimos cinco meses la acción se caracterizó en el Nasdaq por su alta volatilidad, tocando un mínimo de u$s399 a fines de abril, alcanzó un pico de u$s465 en mayo y volvió a menos de 400 en junio. Desde entonces, a la espera de los nuevos lanzamientos, inició una carrera marcadamente alcista, hasta alcanzar el máximo de u$s507 el 19 de agosto, momento en que se consolida en ese rango hasta hoy.

De todas formas, todavía se mantiene muy por debajo del máximo en 52 ruedas, anotado el 19 de septiembre de 2012 con u$s702,10, de ahí que los optimistas consideran que aún hay margen para recorrer, máxime si iphone5C logra superar las expectativas de penetración en el populoso mercado chino.

Las experiencias de los lanzamientos previos, como iphone 4 el 3 de junio de 2010, o el iphone 4S el 2 de octubre de 2011 y luego el iphone 5 el 7 de septiembre de 2012, la reacción del mercado bursátil fue alcista en los días anteriores y luego dejó espacio para tomas de ganancias.

Hoy, con un valor de cierre en u$s494,64 la capitalización bursátil de Apple se ubicó en u$s449.320 millones, equivalente a un PBI de la Argentina al tipo de cambio oficial y casi dos PBI al cambio libre, con una relación precio y utilidad que posibilita recuperar la totalidad de la inversión en poco más de diez años.