www.elzonda.info 163
www.elzonda.info 163
 www.elzonda.info 163
www.elzonda.info 163
 www.elzonda.info 163
www.elzonda.info 163
 www.elzonda.info 163
www.elzonda.info 163
 www.tiempodesanjuan.com 163
www.tiempodesanjuan.com 163

Un uruguayo de 58 años que estuvo perdido en la Cordillera de Los Andes durante cuatro meses, fue encontrado con vida y en buenas condiciones de salud esta mañana por la Gendarmería Nacional cerca de la localidad de Barreal, y trasladado a la capital de la provincia de San Juan para su atención
médica.


Raúl Fernando Gómez Cincunegui, quien el 11 de mayo pasado inició el cruce de la cordillera a pie desde Chile hacia la Argentina, le dijo a las autoridades que se alimentó de azúcar, unas pasas que llevaba, los víveres que los baqueanos dejan en los refugios y de las ratas que pudo cazar con una trampa casera que armó, durante casi cuatro meses que duró su aventura.


El hombre, que llegó con un cuadro de deshidratación y con 20 kilos menos de peso, fue recibido por el gobernador de la provincia de San Juan, José Luis Gioja, en el aeroparque provincial de la localidad de Pocito.


Es un empleado público y plomero de la ciudad uruguaya de Bella Unión, que limita con la ciudad argentina de Monte Caseros, en la provincia de Corrientes, y había viajado en una moto de 200 centímetros cúbicos hasta Mendoza para un encuentro de motoqueros el 13 de abril.


Luego cruzó por varias provincias hasta que desembarcó en Chile para visitar a su amigo Andrés Rodríguez, y entre el 3 y 4 de mayo llegó al poblado chileno de Petorca, en la Quinta Región,
donde su moto se averió. Por eso intentó cruzar el límite de Chile y Argentina a pie por la Cordillera.


El 11 de mayo y por mensaje de texto, le dijo a su esposa que salía el 11 de mayo y que si el día 18 no se comunicaba, que pusiera la denuncia en Gendarmería para que lo buscaran. Como llegó la fecha fijada y no se contactó, el 19 de mayo su familia hizo la denuncia en Interpol de Uruguay, pero en Argentina recién tuvieron la novedad de esa desaparición el 29 de junio, cuando su hija Patricia llamó a Gendarmería y a la Policía de San Juan pidiendo ayuda.


Según le contó a los rescatistas, dos fuertes nevadas fueron las que lo desorientaron cuando caminaba por la cordillera desde la Quinta Región de Chile hasta Barreal en San Juan.

El domingo por la mañana fue divisado por los gendarmes que montan guardia en el Refugio Ingeniero Sardina, a 4.500 metros de altura en el Valle de Los Patos Sur en plena cordillera, y de inmediato lo auxiliaron y se contactaron con San Juan para activar el rescate con el helicóptero provincial.


Cincunegui llegó al Servicio de Urgencias del Hospital Guillermo Rawson de San Juan, donde fue internado. Los médicos dijeron que "presenta un grave estado de deshidratación
pero se encuentra lúcido".