Macri le contestó a Cristina Kirchner y explicó quiénes están dentro del polémico "círculo rojo"

Desde Rusia, la Presidente le solicitó que dé los nombres de las personas que lo presionaron para cerrar una alianza con Sergio Massa para las elecciones primarias y la respuesta del jefe de Gobierno porteño no se hizo esperar

 NA 162
NA 162
 NA 162
NA 162
 NA 162
NA 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162

El jefe de gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, explicó este miércoles al mediodía a qué se refirió con la metáfora del "círculo rojo", en una reciente entrevista al diario Perfil, luego de que la mandataria le solicitara los nombres de las personas que integran ese grupo .

"El círculo rojo es el microclima de la política; pienso que deben ser unos 300 mil los que están altamente politizados", aseguró en declaraciones a Radio Mitre.

"Son personas que en un momento pueden estar muy a favor de este Gobierno y después pueden pasar a estar en contra, sobre todo por el atropello a las libertades del último tiempo", agregó.

Desde Rusia, donde llegó para la cumbre del G-20, Cristina Kirchner se refirió al reportaje a Macri, donde habla de personas que lo presionaron para cerrar una alianza con Sergio Massa.

"No tengo los nombres que dice la Presidente, hace mucho que hablo del 'círculo rojo'; para mí es una pequeña minoría politizada", dijo, y se preguntó: "¿Las cosas están tan bien en el país que discutimos sobre el círculo rojo?".

De esta manera, Macri respondió a las críticas sobre esta metáfora vertidas hoy por la presidente Cristina Kirchner en su cuenta personal de Twitter.

En este marco, Macri explicó que ese término no es nuevo. "Esa terminología la escuché alguna vez y me pareció divertida", señaló.

En referencia a la nota publicada en la edición del periódico del domingo pasado, el jefe de Gobierno aclaró que hacía referencia a un grupo de personas que "nos pide que nos unamos, que hagamos algo por el atropello a la Constitución, entre otras cosas".

Mientras la polémica por el "círculo rojo" se instala como nuevo tema, para el kirchnerismo esto confirma la existencia de un movimiento destituyente. Desde la oposición niegan un intento de desestabilización.