Obama con congresistas: "Siria no es Irak, no es Afganistán"

El presidente de los Estados Unidos recibió a los parlamentarios demócratas y republicanos en la Casa Blanca para argumentar a favor de la ofensiva sobre el régimen de Al Assad

 AFP 163
AFP 163
 AP 163
AP 163
 Reuters 163
Reuters 163
 AP 163
AP 163
 AP 163
AP 163

El mandatario norteamericano señaló que pretende consolidar su postura con el apoyo del Congreso para golpear con fuerza sobre las posibilidades del régimen de Bashar al Assad de repetir el ataque con armas químicas perpetrado en las afueras de Damasco el pasado 21 de agosto.


También señaló su confianza en que las cámaras se plieguen a su postura de una ofensiva fundamentada en características muy diferentes a las que ha realizado su país en otros países de Medio Oriente: "Esto no es Irak, esto no es Afganistán", aseguró.


De esa manera ha presentado una vez más su idea de una "ofensiva limitada" y "proporcional", con la que busca castigar a Al Assad. El máximo responsable del Gobierno de Siria fue señalado por la inteligencia norteamericana como responsable de la masacre contra los civiles.


El encuentro con los congresistas se realizó en la sala de reuniones del Gabinete, en la Casa Blanca, y asistieron legisladores de los dos partidos mayoritarios, republicanos y demócratas, de ambas cámaras.


Allí pidió un voto "rápido" sobre la acción militar y describió la operación: "Quiero enfatizar una vez más que lo que estamos diseñando es algo limitado, algo proporcional, que degradará las capacidades (del régimen del presidente Bashar al) Assad", dijo.

Además, expresó su agradecimiento a los legisladores por la intención de celebrar la votación "tan pronto como el Congreso regrese la próxima semana" al trabajo.