Télam 162
Télam 162
 162
162
 NA 162
NA 162

"En Auschwitz pasaron 70 años y no se hacen estas cosas. ¿Qué les pasa a los jóvenes que tienen la oportunidad de reivindicar a sus padres desaparecidos? A mí me tiene indignada esta situación", declaró Nora Cortiñas en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red. 


Cortiñas es integrante de Madres de Plazo de Mayo Línea Fundadora, corriente que mantiene algunas diferencias con el sector que encabeza Hebe de Bonafini. Esta mañana fue consultada sobre el uso político de la ex Escuela de la Armada, ícono de la represión y el horror de los 70 en la Argentina. Según denunció la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos, el sábado se realizó un festejo que incluyó un asado con funcionarios y dirigentes de la agrupación Hijos.



Cortiñas replicó aquellas voces que creen que la utilización de la ESMA para encuentros políticos no contradice la función de memoria y reflexión que pretenden los organismos de derechos humanos para el ex centro de detención y tortura clandestino. "No queremos la memoria triste, lo que queremos es mantener los hechos que ocurrieron en el lugar que fue muerte. Y hay que tenerlo presente para llegar a la verdad; no se puede banalizar lo que vivimos de ninguna manera", reflexionó.


La Asociación de Ex Detenidos y Desaparecidos denunció que el subsecretario de Derechos Humanos, Carlos Pisoni, fue uno de los funcionarios que encabezó un festejo el sábado pasado, que incluyó asado, murga, bombos y tambores.


El año pasado hubo una polémica similar por otra comida organizada en la ESMA. Aquella vez tuvo como protagonista al propio ministro Julio Alak, a quien algunas organizaciones le solicitaron que presente la renuncia.