Grecia: venden productos vencidos para bajar la inflación

 AP 162
AP 162
 Reuters 162
Reuters 162

La nueva normativa autoriza a los negocios de alimentación la comercialización de productos cuya fecha de "consumo preferente" haya vencido, siempre que se haga en estantes separados y a un precio reducido.

Dentro de la categoría de productos que se pueden vender también entra cierto tipo de alimentos de larga duración que podrán ofrecerse al público con descuento después de su fecha de caducidad.

Por ejemplo, aquellos cuya fecha de caducidad se indique mediante día y mes podrán venderse hasta una semana después de dicha fecha; los que se indiquen mediante mes y año, hasta un mes después, y los que se indiquen mediante año, hasta tres meses después.

Grecia se encuentra en su sexto año consecutivo de recesión

La oposición criticó duramente al Gobierno del conservador Andonis Samarás por haber aprobado esta medida al acusarle de querer dividir a los consumidores entre ricos y pobres.

Sin embargo, el secretario general de Consumo del Ministerio de Desarrollo, Yorgos Steryiu, aseguró que la directiva fue "malinterpretada" por los medios de comunicación y dijo que no se trata de la fecha de caducidad la que se utilizará, sino "la fecha de venta al público".

Varias asociaciones de consumidores se han quejado también sobre la normativa y la Organización Griega de Seguridad Alimenticia tachó de insuficiente la nueva legislación al asegurar que hay muchas "zonas grises" mediante las cuales empresarios "desaprensivos" podrían "poner en el mercado productos alimenticios de dudosa calidad".

Una fuente de Alfa-Beta, una de las principales cadenas de supermercados de Grecia, explicó a EFE que hasta donde a ellos les concierne sólo se había hablado de poner a la venta productos cuya "fecha de consumo preferente" hubiese expirado, aunque finalmente la empresa desestimó hacerlo para mantener su política de calidad.

Los griegos perdieron la mitad de su poder adquisitivo desde 2007

En 2012, el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que se hacía un llamamiento a las empresas a mejorar el empaquetado y definir de diferente forma la caducidad de sus productos para evitar el despilfarro y el desperdicio de comida.

Grecia se halla en su sexto año consecutivo de recesión, algo que ningún país desarrollado había vivido desde la II Guerra Mundial en tiempos de paz.

De acuerdo con un estudio del Instituto del Trabajo, ligado a los sindicatos, en 2014 los griegos habrán perdido la mitad de poder adquisitivo respecto a los niveles anteriores a la crisis.