Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Díaz Azcué 162
Charly Díaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162

La Corte Suprema de Justicia encabeza la segunda jornada de audiencias por la constitucionalidad de la Ley de Medios con un sistema de exposición muy distinto al utilizado ayer. Si el primer día se dejó que los expositores presentados por las partes como "amicus curiae" hablaran libremente, en esta ocasión el máximo tribunal presentó un cuestionario de 50 preguntas para que respondan las partes.

Luego de que el grupo Clarín contestara a las 17 preguntas se le realizaron, representantes del Gobierno subieron al estrado para responder las dudas planteadas. Se estima que serán alrededor de 30 los ítems que se plantearán.

La audiencia es encabezada por el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti. De los magistrados que integran el tribunal, sólo Eugenio Raúl Zaffaroni se encuentra ausente, debido a que ya tenía un compromiso acordado en Alemania.

A continuación, algunas de las preguntas que realizó la Corte Suprema:

¿Por qué dicen que está suspendida hace 4 años cuando existe decisión de la Corte que establece la plena vigencia de la ley? Los únicos artículos suspendidos son los cuestionados por el grupo Clarín y sólo para ese caso

"La ley se aplica, se viene aplicando desde su sanción en todo lo que puede ser aplicada: todo lo que tiene que ver con el fomento, la producción, la generación de nuevas voces...", enumeró Daniel Larratche, directivo de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca).

Sin embargo, el funcionario del gobierno nacional alegó que no puede ponerse en marcha el "carácter antimonopólico" de la normativa debido a que "debe ser aplicada para todos". "No puede haber un grupo de medios que no tenga la posibilidad de entrar", explicó.

Ante esta respuesta, Lorenzetti lo interrumpió: "Perdón, la respuesta debe ser respondida respecto al caso. Ustedes argumentaron que hace cuatro años que no se puede aplicar la ley. Pero sólo estos artículos en cuestión están suspendidos. ¿Hay alguna razón jurídica que impida aplicar el resto?". "No, están siendo aplicados", le contestó Larratche.

¿Por qué se estiman insuficientes las herramientas de la Ley  de Defensa de la Competencia para cumplir con la desconcentración de monopolios?

Al respecto, Graciana Peñafort Colombi, también funcionaria del Afsca, aclaró que existe una diferencia entre el "valor de mercado" regulado por esa normativa y el "valor simbólico" de la libertad de expresión "que no está resguardado por esa ley". Por ese motivo, explicó, es que no pueden utilizar esa ley para "combatir los monopolios" en el área de medios.


¿Por qué razón la conformación actual del Grupo Clarín obstaculiza los fines de la ley en cuanto a garantizar la pluralidad de voces y opiniones?

La respuesta de Peñafort fue contundente: "El Grupo Clarín, por la magnitud que tiene, genera barreras a la entrada de competidores, marca precios y condiciones de competencia y ha llevado adelante practicas predatorias, con la compra de competidores para cerrarlos. Por eso obstruye los objetivos de la ley".


¿Cuáles son las razones por las que se considera conveniente que quienes explotan una licencia no puedan ser titulares del registro de más de una señal de contenido?

"Se trato de poner barreras a la acumulación en términos concentrados, en propiedad cruzada y en integración vertical. La intención es evitar que quien produce la señal y las distribuye privilegie sus señales y decida no incluir a las de la competencia", resumió la funcionaria de la Afsca.


¿Cuáles serían los nuevos participantes que entrarían al mercado para competir con Clarín? ¿Quién captará la cuota de mercado que dejaría libre o quién proveerá a esos usuarios de lo que les provee Clarín?

"Uno de los principios es la continuidad del servicio, que la audiencia siga recibiéndolo. Los nuevos participantes en el sector podrán ser empresas nacionales, tenemos 650 licenciatarios que pueden crecer. Todos aquellos que hasta hoy encuentran dificultades para integrarse en este mercado serán los primeros beneficiarios", respondió Peñafort.


¿De qué modo favorece la competencia en ese mercado (de comunicación audiovisual) la desinversión del Grupo Clarin?

Esta pregunta generó una respuesta breve pero concisa de la funcionaria del Afsca: "El volumen actual del Grupo Clarín impide el ingreso de nuevos competidores; sólo reduciéndolo se podrá implementar la ley. Hay voces que no tiene espacio, por eso es necesario adecuar".

La voz de la autoridad de aplicación

Luego del extenso cuestionario que tuvo que responder Peñafort (expresó alivio cuando le avisaron que le realizarían una última pregunta), llegó el turno de Martín Sabbatella, titular de la Afsca, que realizó una exposición de 15 minutos en la que le pidió a la Corte que decida pensando en el bien de la democracia.

"Esta ley tiene dos grandes ejes: uno es el fomento de las nuevas herramientas comunicacionales, articulando sector público y privado y apuntando a que se garantice el derecho a la información y la comunicación; el otro es enfrentar la concentración mediática que lesiona la libertad de expresión", explicó el funcionario.

"El grupo que cuestiona la ley no es cualquiera, es muy poderoso. No es una ley, como dicen. hecha a medida del Grupo Clarín; se habla del grupo por dos motivos: porque es el mas grande, que construyó su poder económico con relación a la dictadura y el terrorismo de estado, creció cuando todo se caía en los  años 90, y extorsionó a cableoperadores en las provincias. Se habla de ellos por esto y porque cuestionan la ley", disparó Sabbatella.

El cierre del discurso fue aún más fuerte, porque el titular de la Afsca desestimó lo que consideró una "falacia" de Clarín: "Su argumento es que (con la aplicación de la norma) no es sustentable, eso es absolutamente falso de toda falsedad. No es suficiente si lo que se pretende es tener una empresa de comunicación audiovisual para extorsionar, decidir el rumbo de un país y poner y sacar presidentes. Si quieren eso no deben tener una empresa de comunicación audiovisual, sino armar un partido político, presentarse a elecciones y ganarlas".