Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162
 Charly Diaz Azcué 162
Charly Diaz Azcué 162

La Corte Suprema de Justicia encabezó la segunda jornada de audiencias por la constitucionalidad de la Ley de Medios con un sistema de exposición muy distinto al utilizado ayer. Si el primer día se dejó que los expositores presentados por las partes como "amicus curiae" hablaran libremente, en esta ocasión el máximo tribunal presentó un cuestionario de 50 preguntas para que respondan las partes.

La ronda comenzó con el grupo Clarín, al que se le plantearon cuestiones como el efecto que la aplicación de la ley podría tener sobre la libertad de expresión, la sustentabilidad del grupo Clarín o la presunta condición monopólica que ejerce sobre el mercado.

"No hay una situación de mercado que pueda clasificarse como de monopolio", alegaron los abogados y técnicos presentados por el multimedio, quienes además señalaron que la compañía podría sufrir la pérdida de hasta 10 mil millones de pesos y desaparecer si se aplica la ley en su totalidad.

Ante las respuestas que recibía, se lo vio muy activo a Ricardo Lorenzetti, presidente del máximo tribunal de Justicia, que en numerosas ocasiones interrumpió las respuestas de los expositores por no contestar puntualmente a lo que se les preguntaba.

A continuación, algunas de las preguntas que se realizaron en la audiencia:

"¿Por qué sostienen que la Ley de Medios compromete el derecho del grupo Clarín a expresarse libremente?"

"La cuota de mercado es una limitación a la libertad de expresión. Todo grupo (de distritos) en que se lo exceda, no va a poder acceder a la información que da el grupo Clarín", argumentó uno de los abogados defensores de la empresa, Damián Cassino.

En ese sentido, el letrado advirtió que la medida "afecta la escala y el alcance de Clarín". "A medida que se agregan usuarios, los costos medios de inversión se reducen. Por ejemplo, no sería posible tener una red de celulares para pocos usuarios", alegó.

"¿Por qué la Ley de Medios afectaría la sustentabilidad y la libertad de expresión?"

"Sobre este problema de sustentabilidad y sobre la libertad de expresión no se pueden desconocer los fundamentos económicos de la palabra", advirtió Carlos Winograd, técnico económico presentado por el grupo Clarín.

A continuación, el perito explicó que, si se aplicase la Ley de Medios en su totalidad, el multimedio estaría ante dos escenarios potenciales: o se vería obligado a dejar los canales de aire que tiene en zonas donde también presta servicio de cable o debería quedarse con la compañía de cable y dejar un "sinnúmero de licencias".

"El primer caso implicaría una pérdida de diez mil millones de pesos. El segundo caso, de cinco mil millones de pesos", argumentó. "Significa que no va a poder sostenerse de modo competitivo e incluso podría desaparecer", completó Cassino.

"La situación del grupo Clarín cambió sustancialmente a partir de la aprobación de la fusión de Cablevisión y Multicanal, así como con la suspensión de la vigencia de licencias por diez años. Antes de eso ¿estaba afectada la sustentabilidad del grupo y, como consecuencia, la libertad de expresión?"

"Con la tecnología que existe hoy en día, es imposible que hayan barreras de entrada al mercado. Por ejemplo, hoy esta audiencia se está transmitiendo a través de internet para todo el mundo", alegó Cassino. Rápidamente, Lorenzetti lo interrumpió y le recordó que no le estaban preguntando por internet. "El servicio de internet y el de cable son indivisibles. Si se afecta uno, se afecta el otro", contestó el letrado.


"Si la libertad de expresión requiere un volumen económico como el del Grupo Clarín, ¿qué ocurre con los demás grupos que no tienen esa entidad? ¿No tendrían libertad de expresión? ¿Deberían ser subsidiados para equipararlos al Grupo Clarín? ¿Cómo se explica que otros medios hayan presentado plan de adecuación sin invocar este agravio?"

"Si se aplica la ley de seccionar la red, el cable que cubre todo el país quedaría limitado a pocas regiones. No hay manera de suprimir la parte que sobra porque el Grupo Clarín debería dejar de ser la voz que hoy es. Las inversiones que se realizaron fueron un compromiso al momento de la fusión Cablevisión-Multicanal. Seccionando el tronco del Grupo Clarín y de cómo se presta Cablevisión en todo el país, esa red tiene que dejar de operar y esa es la afectación a la libertad de expresión".


"Las limitaciones establecidas por la ley 26.522, ¿afectan de algún modo la participación del Grupo Clarín en el mercado de provisión de conexión a internet?"

"Sí, de manera muy severa. El servicio de internet se presta sobre una red troncal que no se  puede diseccionar, es indivisible. Donde el Grupo Clarín deba dejar de dar cable, no puede dar el servicio de internet de forma aislada", aseguró Cassino, que de inmediato lo fundamentó: "El costo medio de internet subiría de un modo tan alto que le haría imposible competir con las compañías telefónicas. Esto provocaría que Cablevisión deba dejar de dar el servicio de internet".

Sobre el final de la audiencia, luego de que los representantes del Estado respondieran un extenso cuestionario de la Corte, Cassino volvió a escena y realizó una breve exposición con la que buscó resumir la postura del multimedios.

"Aplicando restricciones a Clarín no habrá diversidad ni mayor competencia. El supuesto mayor pluralismo hay sido una mera conjetura. No se ha demostrado que la pluralidad no exista. No hace falta quitarle un licencia a Clarín para que salgan otras voces. Ellos (por el Gobierno) dijeron hoy que entregaron 600 nuevas licencias. ¿Para qué quieren las de Clarín? Será para silenciar la voz crítica? No hay que confundir la preferencia de la audiencia con falta de pluralidad", manifestó el representante del grupo de medios.

"Nuevas falsedades"

Al término del segundo día de audiencias, el Grupo Clarín difundió un comunicado en el que aseguró que el Gobierno, a través de sus representantes, dio "información falsa y argumentos sesgados".

A continuación, la nota completa: