AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 

"Lamentable lo que tenemos al fte del Gob, todos los días un cuento reciclado para distraer al país de los graves problemas que hay", escribió en su cuenta en Twitter el líder de la oposición, Henrique Capriles.

Bajo el hashtag , el actual gobernador del estado de Miranda ha dicho que las denuncias del Ejecutivo son un "trapo rojo" para evitar que se discutan los problemas del país, como las "cifras terribles de inseguridad", la inflación o la escasez.

      
      

En la misma línea, Henry Allup, integrante de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ha dicho que "cuando se empiezan a trillar tanto las cosas, ya la gente escucha con desdén. Éste es el magnicidio número 43 que se anuncia, al final uno nunca ve pruebas tangibles de estas acusaciones".

Julio Borges, dirigente de Primero Justicia, publicó en Twitter: "Como no les funcionó el tema de la lucha anticorrupción, ahora vienen a tratar de distraer hablando de magnicidio".

      

Frente a las críticas de la oposición, la cúpula del chavismo salió a defender la denuncia, señalando que la investigación del supuesto plan magnicida tiene pruebas

"Esto es denunciado con pruebas, es una investigación bien hecha (...) hay pruebas verificadas", dijo el titular de la Asamblea Nacional, Nicolás Cabello.

La presentación de la denuncia estuvo a cargo del ministro del Interior, Miguel Rodríguez (fotos relacionadas),

En conferencia de prensa y exhibiendo fotografías, el funcionario anunció la captura de dos sicarios colombianos miembros de una banda de 10 hombres que estarían involucrados en un presunto plan para asesinar al presidente. La versión oficial coloca detrás de ese plan al exmandatario colombiano Álvaro Uribe, según Caracas.

Las detenciones se produjeron el pasado 13 de agosto, con la captura de los Víctor Johan Guache Mosquera y Erick Leonardo Huertas Ríos, parte de un presunto "equipo técnico" que debía apoyar a "un sicario de altísima experiencia" identificado como alias "David".

Alias "David", dijo el ministro, recibía órdenes de un preso colombiano llamado Óscar Alcántara González, alias "Gancho Mosco", detenido este año por el uso de menores de edad para cometer homicidios y otros delitos.

En una entrevista concedida a la televisora colombiana NTN24, Uribe tildó de "infamias de la dictadura" venezolana las denuncias en su contra.

"El castro-chavismo toda la vida ha apelado a la infamia", dijo Uribe, que aprovechó para asegurar que Maduro ganó "con fraude" los comicios del pasado mes de abril.